50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL FEMENINO

El Villarreal femenino compite y merece más pero cede ante un Levante efectivo (0-2)

Los goles de Cometti y Redondo, ambos en la segunda mitad, definen el encuentro

La portera Elena de Toro rechaza un balón en una acción ofensiva levantinista a balón parado en el Mini Estadi.

El Villarreal metió en problemas al Levante, tuvo diversas opciones para abrir el marcador, no lo consiguió y lo pagó caro en la segunda parte, cuando encajó los goles de Cometti y de Alba Redondo.

En el primer tiempo las amarillas cuajaron un encuentro muy serio en el que a pesar de no tener la posesión del balón generaron peligro suficiente como para irse por delante en el marcador, tanto en cantidad como en calidad. Bien es cierto que las azulgranas fueron las primeras en cercar la portería contraria en un tiro de Andonova ante Elena de Toro que no encontró portería, por serte. 

La reacción local fue fulgurante, con una doble oportunidad protagonizada por Tere Morató, el rechace le cayó a Giménez en el segundo palo pero su remate lo sacó una zaguera en la línea. La propia Tere también volvió a tener una nueva ocasión, esta vez con un tiro cruzado que se fue rozando la madera. Las acometidas del conjunto de Sara Monforte se sucedían, tanto que a la media hora de juego Cienfu también rondo el gol con un peligroso disparo desde la frontal del área. Las levantinistas tenían el balón pero las que creaban peligro eran las locales.

En la segunda parte el Villarreal continuó apretando, Soldevila y Lara Mata gozaron de oportunidades claras. Pero quien perdona tiende a pagarlo y Toletti sí que acertó para las valencianas al cabecear a la red un centro de Falcón desde la banda izquierda. 

Sara Monforte hizo cambios, el más destacado el de Salma, que debutó en Primera. Pero lejos de empatar el Levante marcó el segundo por mediación de Redondo tras una asistencia de Alba Redondo. Las locales lo intentaron n hasta el final sin suerte.

Compartir el artículo

stats