Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Los 'caprichos' del Bayern en su estancia en Castelló para enfrentarse al Villarreal

El club bávaro tendrá un hotel en exclusiva para su expedición, el chófer ha recorrido tres veces el camino a la Cerámica, 30 bicis elípticas...

El autobús del Bayern, delante del Hotel Luz de Castelló

Dicen que los ricos y las grandes estrellas son caprichosos y maniosos. ¿Es una leyenda urbana? De todo hay en la viña del señor. En cualquier caso, el Bayern es un club de lo que podría denominarse la realeza europa del fútbol, cómo también lo es la Juventus, el Manchester United, Chelsea, Arsenal o el mismo Real Madrid. Y como miembros de la 'jet set' futbolera no manejan costumbres y hábitos como el resto de los mortales. No en vano, el Bayern de Múnich posee un listado de títulos, que igual que el de la Juventus, asusta. Nada más y nada menos que 31 Ligas, 20 Copas de Alemania, 9 Supercopas, 6 Copas de la Liga, 2 mundiales de clubs y 2 Intercontinentales, 6 Copas de Europa, una Recopa y una Europa League, junto a dos Supercopas europeas. Casi nada. Cuenta con más de 200.000 socios de pago y es el club con más seguidores de Alemania y también el que más antipatías despierta por su grandeza. 

El Bayern tiene secciones de baloncesto, balonmano, bowling, tenis de mesa y ajedrez. Hasta un departamento de árbitros, pero no hay que asustarse, porque dirigen competiciones menores de Múnich. Es un trasatlántico. Y como tal tiene sus particularidades.

El preámbulo no pretende justificar sus particularidades, pero sí ponerlas en contexto.

Hotel en exclusiva para el Bayern

El club alemán suele pedir en sus desplazamientos un hotel de uso exclusivo para su expedición. En España, clubs como el Real Madrid o Barcelona, también lo solicitan en más de una ocasión, algo que, por ejemplo, el Villarreal en contadas ocasiones lo ha gestionado. El club bávaro pidió en Castelló que toda la instalación hotelera estuviera a su disposición. Los alemanes cuentan con un gran dispositivo de seguridad interna privada. Por ejemplo, en Alemania no es costumbre, como en España, que las fuerzas de seguridad del estado, escolten a los equipos de fútbol hasta el estadio. Si un club quiere escolta, se la tiene que pagar.

Bicicletas elípticas de un gym de Castelló

Otra de sus peticiones, que ha llevado un poco de cabeza a los responsables del hotel Luz de la capital, ha sido la solicitud de instalar 30 bicicletas elípticas para que sus jugadores pudieran efectuar una sesión en el mismo hotel. Era un problema de logística. Y, de hecho, se han realizado gestiones con varios centros deportivos de la capital para el traslado, un petición nada fácil porque desplazar máquinas modernas de ese tipo conlleva un desmontaje de la instalación en la que se encuentran y un posterior montaje, porque las modernas máquinas se encuentran conectadas a dispositivos electrónicos y no resulta tan sencillo su desplazamiento. Aunque el conjunto alemán llega en la tarde del martes 5 de abril a Castelló, después de aterrizar en el aeropuerto de Vilanova-Benlloc, y su última sesión de trabajo se efectuó en su Ciudad Deportiva, el técnico alemán siempre prepara una sesión de activación en el mismo hotel de concentración.

Los patrocinadores solo en hoteles de cinco estrellas

El Bayern mima a sus más de 20 patrocinadores principales y los trata a cuerpo de rey, como reza la popular expresión. Es costumbre del club bávaro que sus invitados especiales se alojen en hoteles de cinco estrellas. Por ese motivo, una parte de la expedición, la formada por los seguidores más vip, se han alojado en un hotel de Valencia, puesto que en la provincia, a pesar de la gran calidad de las instalaciones hoteleras, no existe ninguna con la cualificación 5 estrellas y se han quedado en el hotel Westin de la capital del Turia.

El entrenador del Bayern, en la salida hacia España de la expedición alemana MEDITERRÁNEO

Cena de gala con los jugadores después del partido

Una de las curiosas costumbres del Bayern es organizar una cena de gala en la misma noche del encuentro a su finalización, a la que asisten los jugadores, cuerpo técnico y los patrocinadores. El motivo de esta celebración el mismo día del choque es que el equipo no puede regresar a la conclusión del partido y debe hacerlo una jornada después, porque el aeropuerto de Múnich no abre por la noche. Precisamente ese el inconveniente que ha llevado al Villarreal a variar sus hábitos y quedarse un día más en Alemania, al no poder regresar a España por esta circunstancia.

Un paquete de 3.000 entradas para sus hinchas

No se sorprendan si las calles de Vila-real o Castelló se llenan de hinchas alemanes bebiendo cerveza. El Bayern de Múnich solicitó al Villarreal el máximo número de entradas que pudiera ofrecerle. De esa forma, hasta 3.000 alemanes llegarán con su entrada asegurada, más unos dos mil más que lo harán con la idea de poder comprar una en la reventa o habiéndolo ya hecho en algunas de las plataformas de ticketing que venden entradas. Vila-real vivirá uno de las mayores 'invasiones' de hinchas visitantes de su historia. De esa forma, los hoteles de Castelló están llenos en muchos casos y en otros cerca de su aforo completo ante la gran demanda de seguidores.

Un chófer precavido

Los alemanes se distinguen por su seriedad y sobriedad. El autobús del Bayern ya estaba el lunes por Castelló, mejor dicho los dos autocares desplazados con los distintivos corporativos característicos del club bávaro, que hoy traerán del aeropuerto de Castellón a la expedición germana y el día del partido los llevarán al campo. A pesar de los apenas 10 kilómetros que separan el hotel Luz del estadio de la Cerámica, el chófer se ha recorrido hoy hasta en tres ocasiones el trayecto en previsión de cualquier despiste inoportuno para poder recorrer el camino hacia el lugar del partido y llegar con la puntualidad necesaria. El partido entre el Villarreal y el Bayern de Múnich comenzará a las 21.00 horas del miércoles 6 de abril.

Compartir el artículo

stats