Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Klopp vs Emery: cuestión de estilos

Jürgen Klopp y Unai Emery presentan propuestas ofensivas y atrevidas, pero con matices

Klopp - Emery, el duelo de entrenadores en las semifinales de Champions entre el Liverpool y el Villarreal.

Si miramos su estética, se parecen bien poco. El chándal y la gorra contra el traje y la corbata. Las zapatillas blancas de sport, ante los elegantes zapatos italianos. La sudadera contra el chaleco. Solo en eso, en el estilo o forma de vestir, difieren Jürgen Klopp y Unai Emery, porque en cuanto a estilos futbolísticos podría decirse que los técnicos de Liverpool y Villarreal, respectivamente, se asemejan, aunque cierto es que con algunos matices.

Frente a frente, las semifinales de la Champions League medirán las fuerzas de dos grandes equipos hechos a imagen y semejanza de sus entrenadores, en los que sistemas o modificaciones tácticas al margen, lo que garantizan uno y otro es la garra, la pasión, la devoción por el fútbol y la dedicación que le ponen sus técnicos.

El sistema kamikaze

Si tuviéramos que definir a los equipos de Klopp, un adjetivo que le identificaría es el de kamikaze, aunque cierto es que lo sería en apariencia, porque a ese vendaval ofensivo que garantiza siempre el Liverpool, el preparador alemán ha sabido corregir esos desajustes defensivos que convertían los partidos en un correcalles.

El fútbol de Klopp no ha perdido ni dinamismo ni ritmo frenético, pero el germano ha sabido corregir esos detalles en los que sus equipos sufrían en exceso en el repliegue defensivo o en al transición ataque-defensa.

Para el míster de los Reds, el sistema 4-3-3 es innegociable. El Liverpool vive por y para el ataque, jugando con dos laterales muy ofensivos (Alexander-Arnold y Robertson), de los tres mediocentros dos son de talento (Thiago Alcántara o Nabi Keita) o con llegada (Henderson); y arriba es el fútbol total, con extremos con velocidad, calidad y desequilibrio como Salah, Mané, Luis Díaz, Minamino; y arriba un delantero rompedor pero también con movilidad (Diogo Jota, Firmino, Origi...). Un equipo que no se toma pausas, que ataca, ataca y ataca. 

La fórmula de Emery

También ataca, pero buscando más el factor sorpresa, el Villarreal de Unai Emery. La llegada del entrenador de Hondarribia al Submarino ha dotado al equipo de un gen ganador y de mucha personalidad.

Emery también es partidario del 4-3-3, aunque no tan ofensivo como el de Klopp, un sistema que reajusta en ocasiones a un 4-2-3-1 o a un 4-4-2 cerrando a los centrocampistas de banda. Y uno de los principales matices está en la figura de Juan Foyth, que es un lateral derecho defensivo, un central reconvertido, que equilibra al equipo en las transiciones defensivas.

Podría decirse que la diferencia entre uno y otro conjunto es que el Villarreal, al menos en la Champions, no sale en tromba a por el rival. Quiere el balón, le gusta la posesión, pero se ha adaptado a meter a su rival en una telaraña en campo del Submarino para, una vez recuperado el esférico, asestar golpes letales con rápidas transiciones... que podría decirse que es donde más sufre el Liverpool y más sufrieron, como quedó demostrado, la Juve y el Bayern.

Ahora falta que los Danjuma, Gerard, Yeremy, Lo Celso y compañía ejecuten el plan de Emery. 

Compartir el artículo

stats