Detrás de las tramoyas del teatro del fútbol también hay gente que marca goles en porterías diferentes a las de un partido de LaLiga o de Champions League. Sus tantos no suben al electrónico de los estadios, sus nombres no son coreados por miles de espectadores, no lucen su nombre en la espalda de una camiseta, pero suman tanto como aquellos, porque sin ellos no sería posible este espectáculo tan maravilloso como es el fútbol. Son anónimos que trabajan a diario porque todo salga perfecto.

La peña Celtic Submarí de Vila-real, una de las más emblemáticas y activas del club amarillo, un referente dentro del mundo peñista desde hace años, distinguió este fin de semana a la jefa de protocolo del Villarreal CF, Cristina Daudén, por su labor en la sombra por su club, pero sobre todo por esa capacidad de servir a los demás y hacer las cosas muy fáciles a quienes lo necesitan.

Y, fundamentalmente, por representar tan bien los valores y el espíritu de humildad que distingue al Submarino, una de las marcas que identifican al club de la Plana Baixa desde hace décadas.

Socia de honor

Por todo ello, el presidente de la peña Celtic, Ernesto Boixader, le entregó a Cristina el carnet de socio de honor del colectivo de aficionados amarillos. Una distinción que solo obra en poder de Fernando Roig Alfonso, Fernando Roig Negueroles, José Manuel Llaneza, Josico, Pau Francisco Torres y Vicente Vidal. Y a partir de ahora, Cristina Daudén también forma parte del selecto grupo de personas distinguidas por la peña Celtic Submarí.

La jefa de protocolo del Villarreal CF, Cristina Daudén, galardonada por la penya Celtic Submarí. Celtic Submarí

La nueva socia de honor lo recibió en el nuevo local del colectivo en un entrañable acto celebrado en Vila-real. Cristina también marca goles para que el Villarreal sea un club modélico y respetado tanto en el mundo del fútbol como en la sociedad.