Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Emery dejará a Gerard la decisión sobre su reaparición en el Camp Nou

El delantero del Submarino será el que decida si juega el domingo en el Camp Nou en la 'final' por la Conference League

Gerard Moreno, durante el entrenamiento de este miércoles con el Villarreal. Villarreal CF

Cuando restan apenas tres días para que el Villarreal dispute uno de sus partidos más importantes de la presente temporada, todas las miradas se centran en la figura de Gerard Moreno. Con el billete para la Conference League en juego este domingo en el Camp Nou contra el Barcelona (22.00 horas), el estado de salud del delantero catalán es la principal preocupación del cuerpo técnico que lidera Unai Emery y también de la afición grogueta por lo mucho que supone Gerard para el equipo.

Será el propio futbolista el que decida si puede formar parte de la expedición del Submarino que se desplace a la Ciudad Condal o se quede en casa viendo a sus compañeros por televisión. La responsabilidad va a ser de Gerard, que es el que sabe mejor que nadie cuáles son sus sensaciones y si se ve compitiendo contra el Barça para ayudar al equipo o es más cauto y opta por recuperarse al cien por ciento para evitar una nueva recaída en una temporada en la que las lesiones sufridas han lastrado su rendimiento.

Por el momento, al delantero catalán se le pudo ver sonriendo y tranquilo durante el entrenamiento que el Submarino realizó en la Ciudad Deportiva tras los tres días de descanso que les había concedido el cuerpo técnico. El ariete del cuadro amarillo trabaja desde hace algunas sesiones junto al resto de sus compañeros y se da a entender desde el vestuario groguet que las sensaciones que tiene son bastante buena.

Cabe recordar que Gerard recayó de una lesión en los isquiotibiales en el partido de vuelta de las semifinales de la Champions League contra el Liverpool en el Estadio dela Cerámica. El catalán se acababa de recuperar de la misma lesión, sufrida semanas atrás en el Coliseum Alfonso Pérez contra el Getafe, y estuvo siguiendo un plan específico de recuperación para llegar en las mejores condiciones posibles al choque contra los red que les podía dar el pase a una histórica final de Champions que finalmente no se dio.

Aquel día, el pasado 3 de mayo, Gerard fue titular pero tan solo pudo aguantar el primer tiempo y diez minutos del segundo. En el descanso el futbolista catalán ya avisó a Emery de que volvía a tener molestias en los isquios y, pese a que lo intentó, tan solo aguantó hasta el minuto 63, cuando fue sustituido por Chukwueze.

Desde entonces, Gerard ha estado trabajando al margen y se perdió los partidos contra el Sevilla (1-1) y la Real Sociedad en el Estadio de la Cerámica (1-2), y el del Rayo en Vallecas (1-5). Justo en un momento de la temporada en la que el Villarreal se juega su participación europea durante la próxima temporada.

Más bajas en ataque

El problema ya no solo reside en la baja de Gerard y su rendimiento en el terreno de juego sino que se agrava por el hecho de que Emery también lleva semanas sin poder contar ni con Yeremy Pino ni con Arnaut Danjuma, ambos lesionados y a los que no se les espera tampoco este domingo en el Camp Nou.

El extremo canario tenía por delante, como mínimo, un mes de baja por unas molestias musculares en los isquiotibiales de la pierna derecha que sufrió a comienzos del pasado mes de abril, mientras que el delantero neerlandés arrastra molestias en el pie derecho durante toda la temporada y en todo este mes no ha podido participar en ninguno de los encuentros disputados por el Submarino, tanto en LaLiga como en la Champions League.

En este sentido, habrá que esperar a la última sesión preparatoria del Villarreal, que está prevista el sábado a las 10.30 horas en Miralcamp, para conocer la decisión final del delantero catalán. Su regreso, sin lugar a dudas, sería una de las mejores noticias del Submarino de cara al decisivo encuentro con el que se echará el cierre a LaLiga 2021/22 y en el que el Villarreal quiere cerrar su participación en la Conference League. 

Compartir el artículo

stats