Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

El tira y afloja de Xavi con un Villarreal que mira de reojo al Sevilla-Athletic Club

El técnico azulgrana ve al Submarino un equipo grande, mientras el equipo de Emery necesita mínimo el mismo resultado que el conjunto vasco

Xavi Hernández durante su el Villarreal - Barcelona de la primera vuelta PABLO MORANO

El Villarreal tiene un 66,7% de opciones de amarrar la séptima plaza y convertirse en el primer equipo español en disputar la Conference League, creada esta misma temporada y cuya primera final será este próximo miércoles, en el National Arena de Tirana (Albania), entre la Roma de José Mourinho y los neerlandeses del Feyenoord. El Submarino estaba destinado a ser el único representante de LaLiga en la temporada de la creación del nuevo (y más democrático torneo, según su concepción y reparto de plazas, con participación en la fase previa de al menos un conjunto de cada federación adscrita a la UEFA), pero el título de la Europa League le abrió las puertas de par en par de la Champions. La jugará en la 2022/2023 si gana al Barcelona en el Camp Nou; si empata, irá siempre que el Athletic no derrote al Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán; y si el Submarino cae, también deberían hacerlo los bilbaínos a orillas del Guadalquivir.

Altas y bajas

El Athletic Club acude a la capital andaluza pendiente de la enfermería. Marcelino García Toral no tiene a Nico Williams y puede que tampoco a Raúl García (éste podría llegar a tiempo, según palabras del técnico asturiano: "Tiene buena pinta".

Además, el ex del Villarreal deberá estar atento a la evolución del central Yeray Álvarez, a raíz de la torcedura de tobillo que se produjo, pero es menos preocupante.

El que tampoco será de la partida en la capital andaluza, será el centrocampista Oihan Sancet, aquejado de una pubalgia que le ha dejado fuera del equipo rojiblanco en las últimas semanas.

Eso sí, Marcelino recupera al pivote Mikel Vesga, que no entró en la convocatoria ante el conjunto pamplonica después de ser expulsado en la visita al Granada.

El posible once

Lo más probable es que los leones salten al Pizjuán con Unai Simón en la portería; una defensa de cuatro con Óscar de Marcos y Yuri Berchiche en los carriles; y Yeray Álvarez e Íñigo Martínez en el eje. Por delante, Dani García y Mikel Vesga; los dos costados, para Álex Berenguer e Iker Muniain; y arriba, Asier Villalibre e Iñaki Williams. 

Un Athletic también muy atento a las elecciones a la presidencia del 24 de junio, a las que concurren Ricardo Barkala e Iñaki Arechabaleta, a raíz de la renuncia de Aitor Elizegui, al frente de la entidad desde diciembre del 2018. 

La relación de Xavi con el Villarreal

El periplo de Xavi Hernández como entrenador del Barcelona es relativamente corto (tomó el relevo de Ronald Koeman a principios del pasado mes de noviembre), pero, desde que se convirtió en técnico culé, ha dejado momentos curiosos, varios de ellos relacionados con el Villarreal.

Precisamente, el primer partido que el egarense dirigió como visitante, fue en el Estadio de la Cerámica, el 26 de noviembre del 2021. En la previa de dicho encuentro, Xavi ya dejó una frase que suscitó numerosas reacciones: "Será un partido difícil, más aún en su campo, con unas dimensiones más pequeñas de lo normal". Sin embargo, el feudo amarillo cumple rigurosamente con las dimensiones reglamentarias de la UEFA, de 105 metros de largo por 68 de ancho, que son, exactamente las mismas que tiene el Camp Nou. Por ello, recibió críticas y hasta bromas, después de confundirse con las medidas. Un encuentro que terminó ganando el Barcelona por 1-3, con tantos de Memphis Depay y Philippe Coutinho (de penalti) en el tramo final (Frenkie de Jong había hecho el 0-1 y Samu Chukwueze, el 1-1), pero en el que Xavi reconoció que tuvieron mucha suerte y que el Villarreal no mereció perder.

Triple elogio

Este no ha sido el único episodio entre Xavi y el Submarino. El 19 de marzo, en la previa del clásico ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, un periodista le cuestionó que no había sido capaz de ganar a equipos grandes hasta ese momento, a lo que el egarense dejó una respuesta que no dejó indiferente a nadie. "¿Qué es para ti un equipo grande? También hemos ganado al Villarreal, que está en los cuartos de Champions. ¿No es grande el Villarreal?", soltó. Así, Xavi ensalzaba el trabajo del Submarino, que acababa de eliminar a la Juventus (0-3 en Turín) y se había metido en la antepenúltima ronda de la Champions.

Unas semanas más tarde, Xavi aprovechó la oportunidad y volvió a acordarse del conjunto amarillo. Fue el día siguiente de que el Villarreal eliminara al Bayern de Múnich y se clasificara para las semifinales de la Champions. Entonces (14 de abril), en la rueda de prensa previa al partido del Barcelona ante el Eintracht Frankfurt (vuelta de los cuartos de la Europa League, a la que cayeron al ser terceros de su grupo en la competición reina), reafirmó sus palabras: "Me preguntasteis si el Villarreal era un grande: ahora sí, ¿no? Le ganamos también", dijo entre risas.

Aunque pendiente de qué equipo tiene el próximo ejercicio, el egarense admitió ayer que el Villarreal es "el mejor equipo" al que se ha enfrentado desde su aterrizaje en Can Barça. 

Compartir el artículo

stats