Dos de dos para el Villarreal B. El filial, que el pasado miércoles había doblegado a un rival de LaLiga Santander como el Elche (1-3, en Murcia) ayer hizo lo propio contra un adversario de la Premier League como el Wolverhampton. Los ingleses, mejores en la primera parte, lograron irse al descanso gracias a un cabezazo de Yerson Mosquera, pero en una completa segunda parte, el filial se le fue subiendo a las barbas a su rival. Javi Ontiveros transformó un penalti cometido a Diego Collado y luego éste asistió para el ruso Nikita Iosifov, que en el último minuto puso las tablas.

De salida, un 4-4-2 sin la pelota y una especie de 4-3-3 cuando tenía el balón y ataca. En el primer acto, y pese a ser dominados los vila-realenses, éstos avisaron con una libre directo de Dani Esmoris que salió desviada. Después de una falta lateral, los Wolves pusieron el 1-0 de cabeza, por mediación de Yerson Mosquera. Y antes del descanso, trallazo del argentino Thiago Ojeda, que casi iguala.

Con un once diferente, el Villarreal B se creció tras el descanso (cada parte duró 35 minutos). Un extraordinario Diego Collado estuvo en todas las acciones de peligro. Acarició el 1-1 en el minuto 52 y, en el 58, el portero derribó al granadino, con acierto desde los once metros de Javi Ontiveros. Del posible 2-2 se pasó al 1-2 en el último minuto: recuperación de Ontiveros, entrega a Diego Collado y éste se la deja al ruso Nikita, quien a placer logra el 1-2 definitivo.