Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

En marcha la reducción de la masa salarial en el Villarreal

Las posibles salidas de Mario, Moi Gómez y Alcácer darán oxígeno al club

Mario Gaspar, Paco Alcácer y Moi Gómez son tres de los jugadores con los que no cuenta Unai Emery esta temporada. GABRIEL UTIEL BLANCO

El Villarreal CF sigue ajustando al máximo sus operaciones y haciendo números para rebajar su masa salarial de cara a la temporada 2022/23 que arrancará el próximo mes de agosto. El Submarino necesita desprenderse de algunas de las fichas del primer equipo para poder ajustarse al fair play financiero y, para poder incorporar a algún refuerzo de los que ha pedido Unai Emery, necesita empezar a cerrar las salidas de algunos de sus jugadores del plantel groguet.

Hasta el momento ninguna se ha hecho oficial, pero todo apunta a que será en los próximos días cuando, como mínimo, se produzcan dos salidas del Submarino. Una es la de Mario Gaspar, quien se marchará del Villarreal tras más de una década como jugador del Submarino y después de que el técnico de Hondarribia le haya anunciado que no cuenta con él pese a que le restaba un año de contrato. Club y jugador negocian ahora la rescisión de ese año que le quedaba pendiente y, como sustituto, llegará al Submarino Kiko Femenía. El lateral alicantino se despedía en las últimas horas de la afición del Watford, al que ha defendido desde el 2017.

La despedida de Kiko Femenía

"No es nada fácil despedirme de un club que me ha dado tanto. Desde el primer día me he sentido parte de esta increíble familia. Juntos hemos compartido muchos momentos especiales a lo largo de estos años. Hoy nuestros caminos se separan, pero siempre os llevaré en mi corazón", publicó.

El otro futbolista del primer equipo que parece tener los días contados en el Villarreal es Moi Gómez. El centrocampista de Rojales ya sabe, por el propio Emery, que no se cuenta con él y que lo mejor es que busque una salida. Son varios clubs de Primera los que se han interesado en su situación (Almería, Celta, Mallorca y Osasuna se encuentran entre los candidatos), pero el jugador aún no ha tomado una decisión al respecto sobre su futuro ya que tiene todavía tres años más de contrato con el club amarillo después de haber renovado su compromiso hasta 2025 hace dos años.

A sus 28 años de edad sigue siendo un futbolista cotizado, por el que el Villarreal puede ingresar alguna cantidad de dinero en caja en forma de traspaso, además de liberar los 2,4 millones de salario anual bruto que percibe.

La situación que parece más enquistada y que tardará en resolverse es la de Paco Alcácer. Con contrato en vigor hasta 2025, el delantero de Torrent no está muy por la labor de renunciar a su ficha en el Submarino pese a los pocos minutos que ya tuvo el curso pasado y a los que parece tampoco va a tener este. El club ha de negociar con él pero la situación podría alargarse en el tiempo. 

Compartir el artículo

stats