Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Un Villarreal 'invictus' desde el principio

El Submarino no conoce la derrota este verano cuando, hace un año, no ganó hasta el 22 de septiembre

Dani Parejo marcó el gol del Villarreal frente al Fulham. VILLARREAL CF

El Villarreal CF cierra mañana la pretemporada con la prueba más exigente de las ocho: el Inter de Milán. Los amarillos afrontan el partido en la ciudad italiana de Pescara con un estímulo extra: mantener su condición de invicto, después de dos empates y cinco victorias. Una situación totalmente opuesta a la de hace un año, cuando un tibio verano, unido un titubeante inicio liguero, le llevaron a no celebrar su primer triunfo hasta un tardío 22 de septiembre del 2021.

El tercer proyecto de Unai Emery a los mandos del Submarino arrancó con la igualada ante el Sporting de Lisboa (1-1), seguido por las cuatro victorias seguidas (1-2 al PSV, 0-2 al Borussia Dortmund, 0-1 al Stade de Reims y 1-2 en Southampton), antes de las tablas en Craven Cottage ante el Fulham (1-1) y del 3-1 al Levante, en la única prueba en casa, aunque restringida al público (Miralcamp).

El pasado verano, en la aproximación a una Supercopa de Europa que no ganó frente al Chelsea por penaltis, los amarillos perdieron tres tests (3-2 con el Valencia, 2-1 con el Olympique de Marsella y otro 3-2 con el Leicester) y empataron otros tres (2-2 contra el Olympique de Lyón, 0-0 frente el Levante y 2-2 ante el Leeds).

La sequía

Después del partido de Belfast (Irlanda del Norte), ya en LaLiga Santander, los amarillos encadenaron dos 0-0 (Granada en el Estadio de la Cerámica y Espanyol en el RCDE Stadium), así como el 2-2 del Wanda Metropolitano, con la aciaga jugada en el descuento que impidió vencer en casa del Atlético. Así llegó al primer parón de la competición doméstica, en su caso más larga por la suspensión del partido de la quinta jornada (Alavés), debido al conflicto con la Conmebol, que extendió esa fecha FIFA con otro partido, que impedía a los futbolistas sudamericanos llegar a tiempo y en condiciones para retomar la competición con sus clubs. No obstante, aún perdió otro amistoso (2-3, ante el Sporting de Braga).

El Submarino arrancó la exitosa trayectoria en la Champions con otro 2-2 frente al Atalanta, antes de un nuevo 0-0 liguero (Mallorca, en Son Moix)... Y así llegó al 22 de septiembre, cuando los groguets se quitaron de encima esa losa con el 4-1 al Elche. Fueron, por tanto, 13 encuentros, aunque con trampa: nueve empates y cuatro derrotas (todas en amistosos). Y en partidos oficiales, de la media docena, todos en X (cuatro ligueros, más la Supercopa de Europa y el arranque de la Champions).

A posteriori, ese moderado arranque (después, solamente otra victoria más en las seis jornadas siguientes) le hizo perder mucho terreno y despedirse prematuramente de repetir presencia en la máxima competición continental por clubs por la vía de la liga.

Ahora las sensaciones son opuestas, en un equipo mucho más hecho al que se han sumado Pepe Reina, Kiko Femenía y José Luis Morales; además del regreso de los cedidos (Jorge Cuenca, Álex Baena, Manu Morlanes o Fer Niño) y el salto de Nicolas Jackson como movimientos más significativos. 

Reina: «Hay que salir a ganar siempre»

«Lo de ganar en pretemporada es bueno, ya que ganar siempre es bueno». Así de claro se muestra Pepe Reina. «Yo siempre quiero ganar todo lo que juego, me encanta ganar hasta los partidos con mis hijos», incidió. «El equipo debe salir a ganar siempre, ya que si la dinámica es positiva, es mucho mejor», considera.

A juicio del ex del Lazio, el Villarreal ya debe ponerse en modo competición ya: «Se acerca el campeonato y estos partidos finales son ya más serios cara a lo que viene. «Debemos trabajar y prepararnos bien para afrontar la competición al máximo nivel en estos partidos», manifestó después de la victoria ante el Levante.

«Al equipo lo veo bien, trabajando como toca y entendiendo mejor que debemos tener muchas más formas de jugar y muchos más registros», analizó Reina. «El equipo está hecho y muy trabajado, pero estamos buscando madurar en algunos momentos del partido», indicó el cancerbero, que ha vuelto al club 17 años después.

«Estoy feliz por el regreso y muy ilusionado por poder ayudar al equipo cara a sus objetivos», esgrime. «Me gusta la idea de juego del equipo», aseguró el veterano portero, quien agregó que «la edad la tengo, pero me gusta mucho lo que hago, por lo que tengo mucha pasión por mi trabajo y mucho sacrificio detrás para poder estar aquí ahora». «La gente, a veces, no ve que para estar aquí, hay un gran trabajo y un gran sacrificio detrás, es el único secreto», sostuvo.


Compartir el artículo

stats