Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

El Villarreal arrolla al Inter y mete miedo para la Liga (2-4)

El Submarino derrota al cuadro italiano en el último amistoso de la pretemporada con un Pedraza imperial

Pedraza, autor de un doblete, celebra uno de los goles.

A falta de seis días, el Villarreal mete miedo y está más que preparado para que arranque la temporada 2022-2023. El conjunto de Unai Emery, cerró con una sobresaliente nota, un periodo estival donde ha sumado seis victorias y dos empates. En el último amistoso, ante un rival de entidad como el Inter de Milán, el Submarino volvió a demostrar su competitividad con un Pedraza imperial.  

Unai Emery, sin experimentos en el once inicial, apostó por un equipo reconocible, que bien podría ser el del estreno liguero ante el Valladolid del próximo sábado, a expensas de que Gerard Moreno pueda recuperarse del proceso febril que le ha impedido participar en los dos últimos choques. Rulli en portería, Foyth y Pedraza en los laterales más la dupla Albiol y Pau Torres en la zaga. En la sala de máquinas, Capoue y Parejo, acompañados en las bandas por Coquelin y Yeremy Pino. Y en la punta del ataque, Nicolas Jackson y Álex Baena, que jugó con libertad junto al joven senegalés. Una delantera con falta de efectivos. Al margen de Gerard, Danjuma, Alcácer y Boulaye Dia no han entrado en la convocatoria, a estos dos últimos se le sigue buscando una salida. 

El Villarreal imprimió su estilo desde el minuto uno, teniendo mayor control del esférico, pero sin hacer daño al cuadro italiano. Mientras el Inter esperaba en bloque medio para recuperar y buscar de forma inmediata a Lukaku y Lautaro Martínez. La primera fue para Gosens en una vaselina que casi sorprende a Rulli. El argentino recibió sonoros abucheos por retener el balón en la salida de balón. 

Goles en la recta final del primer acto

Cuando se asomaba la media hora de juego en un encuentro de ritmo bajo y sin ocasiones, apareció la figura de Pedraza para abrir el marcador con un gol de bella factura. El balón cayó del cielo y el lateral la empaló de primeras con el exterior para batir a Handanovic. Un tanto que animó el partido y de qué manera. El combinado nerazurro reaccionó y empujó a un Villarreal que se siente cómodo defendiendo en bloque cerca de su portero. No en vano, en una acción aislada, el Inter demostró su pegada. Gosens centró y Lukaku remató con la cabeza para igualar el encuentro. Rulli midió mal y el delantero belga no perdonó. 

El encuentro entró en una fase de mayor intensidad. Antes del descanso, el Villarreal se repuso y volvió a golpear en una brillante acción colectiva. Parejo encontró a Baena, que firmó una nueva asistencia con un perfecto pase atrás para Coquelin. El francés llegó como un obús para anotar el 1-2. 

La segunda parte continuó con la misma tónica. Un Villarreal muy cómodo con una plena efectividad. Tres disparos y tres goles. El tercero, en acción individual de Alfonso Pedraza, que fue sin duda el jugador del partido. El lateral galopó por la banda izquierda y dejó atrás a Skriniar con un poderío físico arrollador. El fuerte disparo lo tocó Handanovic, que quizás pudo hacer más, pero acabó entrando. Un gol que reforzó al equipo de Emery y mimó todavía más la moral de un Inter desquiciado e incapaz de hacer daño en ataque. Baena tuvo el cuarto con un cabezazo, que esta vez, sí salvó el portero esloveno. 

Reacción del Inter y la puntilla final

Pasados los 60 minutos, Coquelin se marchó cojeando en su pierna izquierda y con muestras de dolor. Llegó el carrusel de cambios y el Inter lo aprovechó para meterse de nuevo en el partido. D’Ambrosio anotó con un testarazo en un más que probable fuera de juego. Las protestas no sirvieron de nada, ya que no había VAR. 

Supo sufrir el cuadro amarilllo para poner la definitiva puntilla con espacios. Morales dirigió un fantástico contraataque y Nicolas Jackson puso el broche final a una sensacional pretemporada. Ahora sí, el Villarreal ya pone el foco en el debut liguero. 

FICHA TÉCNICA:

Inter de Milán: Handanovic; Bastoni, de Vrij, Škriniar (D’Ambrosio, min. 63), Dumfries (Bellanova, min. 62), Gosens; Asilani, Barella (Gagliardini, min. 69), Calhanoglu, Lukaku (Dzeko, min. 69) y Lautaro Martinez (Correa, min. 68). 

Villarreal: Rulli, Foyth, Albiol (Jorge Cuenca, min. 71), Pau Torres (Mandi, min. 70), Pedraza (Estupiñán, min. 62); Capoue, Parejo, Yeremy Pino, Coquelin (Morales, min. 62); Álex Baena (Morlanes, min. 79) y Nicolas Jackson. 

Goles: 0-1, min. 29: Pedraza. 1-1, min. 36. Lukaku. 1-2, min. 43. Coquelin. 1-3, min. 48. Pedraza. 2-3, min. D’Ambrosio. 2-4. min. 81. Nicolas Jackson. 

Árbitro: Antonio Rapuano. Amonestó a Calhanoglu y D’Ambrosio por parte del Inter y a Nicolas Jackson en el Villarreal. 

Estadio: Adriático (Pescara)

 


Compartir el artículo

stats