Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Villarreal | El análisis del Hajduk Split, un equipo que promete 'guerra' en la Conference

El equipo croata está respaldado por una afición fiel y conflictiva

Jugadores del Hajduk Split saludan a sus aficionados, al término de la ida de su eliminatoria frente al Vitória SC.

El Hajduk Split es el rival del Villarreal CF en el play-off de la UEFA Conference League, eliminatoria que se empezará a disputar el 18 de agosto en el Ciutat de València (por las obras en el Estadio de la Cerámica) y se resolverá el día 25, en el campo Poljud.

Los croatas sufrieron para eliminar al Vitória SC (global de 3-2), en un duro encuentro en Guimarães marcado por los incidentes de sus aficionados antes y por la tangana al final del encuentro, lo que ilustra la fiereza de un equipo guerrillero. Y no es un calificativo más, ya que el nombre del club, Hajduk, hace referencia a unos bandidos o bandoleros propios de los países balcánicos que lucharon contra la ocupación turca. Su figura, como los partisanos (no es casualidad que su vecino serbio cuente con un Partizán de Belgrado), pasó a estar revestida de un halo de romanticismo y leyenda. Aunque, como quedó constancia de lo que afirmó uno de sus fundadores (curiosamente no en Split, sino en una cervecería de Praga por parte de estudiantes originarios de esta localidad, en la costa de Dalmacia), simbolizaban «lo mejor de nuestro pueblo: valentía, humanidad, amistad, amor a la libertad, desafío a los poderes y protección de los débiles».

De Yugoslavia al nacimiento del nuevo país

La historia del Hajduk, que define qué tipo de equipo es en la actualidad, refleja que antes de la desintegración de Yugoslavia, llegó a discutir la supremacía de los equipos de Serbia (principalmente, de los de su capital, Belgrado). Aunque con la independencia de Croacia, las competiciones oficiales de este país empezaron a ser un mano a mano entre ellos y el Dinamo de Zagreb... pero no por mucho tiempo. De nuevo se imponía la capitalidad y el apoyo de las élites del nuevo país, hasta el punto de que el Dinamo se ha asociado, desde entonces, con el poder. No en vano, ha ganado 15 de las últimas 16 ligas, tiempo en el que el Hajduk ha perdido poder económico, pero no popularidad: tiene 80.000 socios, más del doble de la capacidad de su estadio.

El rival del Villarreal en su estreno en esta nueva competición, que no gana la liga desde el 2005, sí viene de levantar la copa, lo que puso fin a nueve años de sequía, ya con el lituano Valdas Dambrauskas en el banquillo.

Se trata de un equipo con gente con cierto pedigrí del fútbol croata aunque ya en el tramo final de sus carreras, como el portero Lovre Kalinic (ex del Aston Villa) y, sobre todo, los delanteros Nikola Kalinic (con un breve paso por el Atlético, hizo carrera en el Milan o la Roma) y Marko Livaja (jugó en Las Palmas, también después de un paso por la Serie A en el Inter o Atalanta). También, cómo no, por talentosos futbolistas, como el extremo izquierdo Stipe Biuk.

Un conjunto inferior al Villarreal claramente pero, que fiel a su nombre, dará guerra, con el apoyo de un afición que no duda en alistarse a su lado y que sueña con ver a su equipo, de nuevo, caminando con paso firme por Europa: no disputa una fase final de una competición europea desde que quedara último en un grupo de la Europa League, en 2010

El 150º del ránking de la UEFA

El Villarreal es el 18º en el ránking UEFA, mientras que para ver al Hajduk hay que bajar hasta el puesto 150. Pese a que lleva desde 1991 clasificándose para competiciones europeas, ha caído en fases previas (Europa League y Conference) desde la temporada 2011/2012

Marko Livaja, mejor jugador y máximo goleador de la última temporada en la primera división de Croacia.

Marko Livaja es su gran amenaza

El entrenador del Hajduk, Valdas Dambrauskas, afrontó la eliminatoria ante el Vitória sin el centrocampista italiano Marco Fossati, ni el delantero Nikola Kalinic, lesionados. Así que su mayor peligro es Marko Livaja, máximo goleador (28 tantos) y mejor jugador de la última liga croata. El ex del Las Palmas es la referencia en el 1-4-2-3-1 del míster lituano.

 

Habituales a los graves altercados

Más de un centenar de seguidores del Hajduk Split causaron disturbios en Guimarães, antes del partido ante el Vitória SC. Es tristemente famosa su rivalidad con el Dinamo de Zagreb (al que visitan el sábado). En mayo llegaron a bloquear una carretera y enfrentarse a los agentes, con 12 heridos. 


Compartir el artículo

stats