Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Kiko Femenía y su primer mes en el Villarreal: "Asumimos riesgos, pero respaldados por Emery"

El lateral derecho elogia la política de club y técnico: "Nuestra idea de fútbol es la idílica que todos quieren jugar"

Kiko Femenía, departiendo con Unai Emery (i) en un entrenamiento. VILLARREAL CF

Kiko Femenía, en la agenda del Villarreal. El Villarreal quiere a Kiko Femenía… son algunos de los muchos titulares de prensa, junto a programas de radio y social media, que el nuevo lateral derecho del Submarino apiló alrededor de su persona durante los últimos años. No eran rumores, como el propio jugador confirma en una entrevista a Mediterráneo… pero nunca llegaron a concretarse. Y fue a finales del verano de 2022, cuando la noticia, tantas veces nombrada, se hizo realidad. Sí, Kiko Femenía, por fin, vestía la camiseta grogueta. Y, no solo eso, sino que además lleva camino de convertirse en uno de los fichajes más rentables. Apenas un millón de euros para traerse a un lateral derecho que ha caído de pie en el equipo amarillo. Ha vuelto a España con sus tres hijas de cuatro, dos y año y medio, respectivamente, y su esposa para triunfar en el Submarino.

EL RUMOR SE HIZO REALIDAD

«Cuando menos lo esperas se da una oportunidad como esta del Villarreal. Tenía dos años más de contrato en Londres, pero mi primera opción era jugar en Vila-real», recuerda. Y por fin, después de muchos intentos, fue real. «Son cosas que pasan en el fútbol. Unas veces mi club no me dejaba marchar y otras el Villarreal acaba firmando a otro futbolista, pero después de ser rumor tantas veces acabó pasando», analiza.

Kiko Femenía ha participado en ocho partidos en este inicio de temporada. Tiempo suficiente para percibir que se ha incorporado un lateral con oficio y que equilibra el concepto de defensa y extremo del carrilero moderno. «Soy un lateral reconvertido de extremo. Siempre he tenido una vocación más ofensiva. El míster quiere que haya equilibrio en las dos bandas y que el perfil zurdo sea más atacante, pero Emery también me da libertad para irme hacia arriba. En Inglaterra maduré muchísimo», asegura.

Su carrera ha tenido varias paradas, siendo desde muy joven y en sus inicios en el Hércules un futbolista que apuntaba muy alto. Cinco años en el Watford (cuatro en Premier y uno en Championship) le han curtido. En su vuelta a España ha notado algunas diferencias de concepto futbolístico. «LaLiga es más táctica y su fútbol no es tan alocado como el de la Premier. En Inglaterra se da más de atacar todos a una y no guardando tanto las espaldas. En España se defiende mejor y se busca más el equilibrio», expone.

LA IDEA DE JUEGO DE RIESGO

Acaba de pisar el vestuario groguet y de asimilar nuevas ideas, pero se ha amoldado bien al estilo del Villarreal de tener mucho el balón y jugarlo desde atrás. «Es el fútbol idílico que todos queremos jugar. Se toman muchos riesgos canalizando el juego desde atrás. Pero tenemos la ventaja y la confianza del entrenador, que nos dice que asume los errores que se puedan tener, porque a la larga salimos beneficiados. Y eso transmite seguridad al jugador», apunta sobre el estilo de juego de Emery. «Soy yo quien tiene que adaptarse al equipo y no al revés», añade.

«Lo que más me ha sorprendido es que este vestuario es como una familia. Un grupo sano y humano. Son todos muy cercanos y me he sentido muy arropado a mi llegada», no duda en repetir varias veces a lo largo de la entrevista. 

LOS VÍDEOS DE EMERY

Dicen los jugadores del Villarreal, en tono jocoso y de buen rollo, que con Emery ven más vídeos que en Netflix. Es el día a día de un técnico que tiene su segunda casa en Miralcamp y que echa más horas que un reloj con su trabajo. «Es exigente y por eso ha sacado tanto rendimiento a la plantilla estos años. Sí, es cierto que vemos muchos vídeos, pero son para aprender de los errores individuales. No son del rival. Él se preocupa más de corregir lo nuestro que de estar pendiente de los demás», afirma. «En Inglaterra no se trabaja tanto esos aspectos y se centran más en estudiar a los contrarios», dice.

Y es curioso escuchar qué se pensaba del Eurosubmarino en Inglaterra. «Mis compañeros del Watford me decían siempre que no tenían [el Villarreal] nada que hacer. Primero con el United, después la Juve y el Bayern... y luego ganaban. Los últimos años han sido espectaculares», rememora.

Kiko analiza que la mezcla de juventud y experiencia es un plus. «Ese mix es importante. En este equipo cualquier puede jugar porque la plantilla es muy buena», añade. Llega al Villarreal con el difícil reto de competir con Foyth. «Es muy buen chaval y tengo una gran relación con él. La competencia es buena para el equipo y sana entre nosotros», concluye.

Compartir el artículo

stats