Sensato, sincero y con la responsabilidad del profesional que sabe lo mucho que se juega su equipo, así se ha mostrado este jueves José Luis Morales, que analizó el actual momento del Submarino. El delantero del Villarreal CF , máximo goleados del equipo con 14 goles, destacó que en esta recta final de la temporada no van a escatimar esfuerzo alguno para conseguir el objetivo marcado por el club de jugar la próxima temporada competición europea.

«Nos quedan 12 partidos contra rivales muy importantes. Debemos ir haciendo nuestro camino y veremos en qué puesto quedamos, pero estoy seguro de que no nos vamos a dejar ni un poco de esfuerzo para lograrlo», dijo.

Morales lamentó la eliminación en la Conference, tras perder en casa ante el Anderlecht, pero agregó que ahora deben centrarse en LaLiga y en luchar por las plazas continentales. «Estamos eliminados de Europa que era un objetivo que teníamos en mente para llegar más lejos», expuso.

 Las opciones

Para el ariete, «en LaLiga vamos 6º y con opciones de pelear por la Europa League y de acercarnos a las plazas Champions si sumamos ante la Real». «Nos hubiera gustado seguir en Conference, pero el pasado ya no se puede cambiar y debemos centrarnos en el presente peleando por estar en Europa», añadió.

Sobre el próximo compromiso liguero ante la Real Sociedad de la próxima semana, señaló que «todavía no nos hemos centrado porque tenemos muchos jugadores fuera con sus selecciones. Sabemos que es un partido muy importante porque podemos reducir la diferencia de puntos con ellos».

José Luis Morales celebra uno de sus goles en el Villarreal con su habitual gesto telefónico. Jero Morales

El madrileño, que fichó este verano por el Villarreal procedente del Levante, está viendo puerta con facilidad en las últimas jornadas: «Me estoy encontrando bien, cómodo y viendo puerta con facilidad. Los delanteros somos de rachas y trataré de larga lo máximo posible. Es una pena que estemos teniendo tantas lesiones en la zona de arriba sobre todo».

«Eso hace que todos tengamos que estar preparados. A todos nos gustaría jugar más, pero somos un equipo muy competitivo y lo importante es que juegue quien juegue se note lo menos posible», apuntó. «Vine sabiendo que no iba a ser fácil jugar, que iba a ser complicado. Siempre ha sido así a lo largo de mi vida, nunca me han regalado nada», finalizó.