Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Pablo Ortells, un químico de Castelló que lidera el proyecto deportivo del Mallorca

El actual director deportivo bermellón estuvo 19 años en el Villarreal

Pablo Ortells, director deportivo del Villarreal.

A bote pronto la química y el fútbol no tienen demasiadas similitudes. La química analítica no tiene nada que ver con el análisis de un jugador y, sin embargo, de los laboratorios de la UJI y de la Ciudad Deportiva de Universidad de Miralcamp del Villarreal CF ha salido uno de los directores deportivos más preparados de LaLiga: Pablo Ortells. Es natural de Castelló y actualmente es el responsable del área de fútbol del Real Mallorca, próximo rival del Villarreal este domingo en Son Moix (14.00 horas,Movistar LaLiga).

Si alguien conoce al Villarreal por dentro y desde sus cimientos, casi desde el inicio del proyecto de Fernando Roig, no cabe duda de que Pablo Ortells es uno de los principales. Después de 19 años en el club de la Plana Baixa, desde donde fue escalando todos los peldaños partiendo desde el primer escalón de la cantera grogueta, llegó a ocupar el puesto de director deportivo del Villarreal durante cuatro años, hasta que el propietario del Mallorca le seleccionó para el cargo después de un casting entre varios candidatos.

Ese gran desconocido

El hombre que rige los destinos del Mallorca sale poco en las fotos y es un gran desconocido para la gran masa de aficionados al fútbol, a pesar de ser el cerebro gris del club balear. Castellonense de soca y padre de dos hijos, es licenciado en Ciencias Químicas, pero desde muy niño su pasión es el fútbol, aunque nunca destacó especialmente como jugador. Sus primeros pasos fueron como entrenador de los prebenjamines del Villarreal. Allí coincidió y ejerció de técnico de un niño llamado Pau Francisco Torres que hoy es internacional absoluto y hace unas semanas desestimó una millonaria oferta del Tottenham para acabar jugando la Champions con su club de toda la vida.

Pablo Ortells llegó a Palma de Mallorca en abril de 2020, en plena pandemia del covid-19, justo la temporada en la que el equipo bermellón descendió a Segunda División. Un años después, junto con otro examarillo como Luis García Plaza en el banquillo, ha logrado la misma gesta que logró el Villarreal cuando perdió la Primera División en 2012, consiguiendo recuperar la categoria en la temporada siguiente.

Junto a Pablo Ortells, trabaja otro castellonense como Sergio Marty, y es su mano derecha en la parcela deportiva. Ambos también coincidieron en el Villarreal, en el caso del segundo ocupando el puesto de preparador físico tanto en el filial como en el primer equipo. Sergio Marty también ha ocupado puestos de responsabilidad en el área deportiva en varios clubs y también está considerado como un profesional cualificado.

En Palma se valora muy positivamente el trabajo de este castellonense que cambió las batas blancas y las probetas de su estudios de Químicas por el fútbol. Discreto, inteligente y con grandes conocimientos del planeta fútbol, que ya está demostrando con la planificación de una temporada en la que el Mallorca aspira a mantener la categoría y asentarse en 1ª. El siguiente reto de Pablo Ortells es formar una buena estructura de cantera. Los cerebros del área deportiva del Mallorca tienen sangre castellonera. 

Compartir el artículo

stats