Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA CRÓNICA DE LA 6ª JORNADA DE LIGA

Emery encuentra la vacuna contra la 'empatitis' del Villarreal: Alcácer (4-1)

El delantero amarillo dio tres asistencias de gol y fue clave en la goleada ante el Elche que firma la 'resurrección'

Manu Trigueros celebra, junto con Paco Alcácer, uno de los tantos del Villarreal ante el Elche.

Ojo! Vuelve el Villarreal. Emery encontró la vacuna contra la empatitis aguda que tenía al organismo del Villarreal CF paralizado: Paco Alcácer. Si ante el Elche CF comenzó su vía crucis en diciembre con una lesión que le dejó en el dique seco, fue también ante el Elche donde se ha marcado el punto de inflexión para su recuperación... y la del Submarino. Llegó por fin, la primera victoria del curso y goleando 4-1, con buenas sensaciones y con tres puntos para escalar posiciones a los puestos nobles. Vuelve el Villarreal y lo hace con fuerza.

Si tienes un un Ferrari y un Porsche no es para tenerlos en el párking, sino para darles carretera y disfrutar de ellos. Algo parecido le pasa a Emery con la enorme plantilla que tiene en sus manos. Ante el Elche presumió del Porsche que tenía aparcado en el banquillo en Mallorca. La minirevolución de un técnico que una vez a lo largo de su carrera cambió hasta 10 jugadores de un partido a otro, fue profunda.

No era una cuestión de curar la empatitis aguda, que también podría ser, sino de dosificar esfuerzos y poner en liza a todos sus jugadores con siete caras nuevas, dejando a futbolistas top en la caseta como Albiol o Foyth, por citar a titularísimos. Y la gran novedad, por encima de cualquiera, era la titularidad de Paco Alcácer. Y volvió a ser súper Paco. Emery necesitaba movilidad y un hombre de área arriba, ante la ausencia de su gran referente, Gerard Moreno. Eran tan importante recuperar las pulsaciones de gran equipo como ganar, sobre todo lo último. El Submarino rescató del armario el 4-3-3 con Yeremi Pino y Danjuma en las bandas asistiendo a Alcácer. 

Inicio trepidante y con goles

El Elche, un equipo que siempre le complica la existencia a los amarillos, intentó poner un candado en las vías de creación de los amarillos con un 5-3-2. Un bloquea imagen y semejanza de Escribá: orden y posicionamiento, con ciertos matices defensivos. Los ilicitanos han dado un pase adelante este año y su nivel ha subido con futbolistas de más nivel técnico. El partido se puso pronto de cara con una buena acción de Paco Alcácer, quien no marcó pero sí fabricó a los cinco minutos la el gol para que Yeremi rubricará a sus 18 años su octavo gol oficial. El canario aspira a tener una puerta en la Cerámica con su juventud y a batir récords de amarillo.

Pese al 1-0, el Villarreal no exhibía fluidez y alegría en su juego, aunque tampoco concedía nada. Pero las cosas se le pusieron nuevamente cuesta a los de Emery. Un tiro de lejos de Mojica sorprendió a Asenjo que midió mal la trayectoria y el 1-1 era como un brote de esa empatitis aguda para la que todavía el técnico no encontraba la vacuna o ésta no era eficaz. Los anticuerpos del mal del empate se agazaparon peligrosamente cuando Lucas Pérez falló una acción clara solo contra Asenjo. El Elche estaba cómodo y el Villarreal espeso. El susto gordo llegó en el minuto 38 cuando el árbitro perdonó la segunda amarilla a Pedraza, aunque antes había sido riguroso con la primera. Emery tomó nota y cambió de lateral en el descanso para no asumir riesgos. 

Gran juego y final feliz en la segunda mitad

El Villarreal fue creciendo poco a poco. Trigueros y Parejo le pusieron ritmo e inteligencia al juego. Y el Porsche cogió velocidad y tiró de cilindrada.... y Paco de pillería al robar un balón de listo de patio de colegio, que concluyó en un buen gol de Trigueros. 

El Elche ya no podía seguir al Villarreal, solo correr tras el balón. Era la noche de Alcácer, un jugador que destaca por su olfato, pero que brilló por su participación en el juego, positiva, generosa y lúcida para ver el desmarque de sus compañeros. Danjuma fue el tercer beneficiario de un pase de gol, eso sí, demostrando cualidades de futbolista top en la conducción y en la finalización. El 3-1 producía anticuerpos más que suficientes para acabar de golpe con esa empatitis impropia de un equipo de clase noble, que redondeó su gran noche con el 4-1 en el descuento de Alberto Moreno. 

LA FICHA TÉCNICA

Villarreal: Asenjo, Mario Gaspar, Mandi, Pau Torres, Alfonso Pedraza (Estupiñán, m.46); Capoue, Parejo, Trigueros (Coquelin, m.75), Yeremy Pino (Moi Gómez, m.53); Danjuma (Alberto Moreno m.86) y Alcácer (Dia, m.75)

Elche: Kiko Casilla; Josan, Barragán (Pere Milla, m.82), Diego González, Roco; Marcone (Guti, m.64), Gumbau (Mascarell, m.64), Fidel (Pastore, m.64), Mojica; Lucas Pérez (Benedetto, m.69) y Carrillo.

Goles: 1-0, m.5: Yeremi Pino. 1-1, m.19. Mojica. 2-1, m.39: Trigueros. 3-1, m.60: Danjuma. 4-1, m.93: Alberto Moreno.

Árbitro: Muñiz Ruiz (C. Gallego). Amonestó por el Villarreal a Pedraza, y por el Elche a Fide y Diego González.l.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de La Cerámica ante 8.234 espectadores. 

Compartir el artículo

stats