Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA RFEF

El Villarreal B supera al Costa Brava y otea el horizonte desde lo más alto de la tabla (2-0)

El filial amarillo vence y convence en un partido muy serio con goles de Nikita y Esmoris

Dani Esmoris celebra el segundo gol con el que dejó sentenciado el partido.

Al Villarreal B no hay quien le tosa en el Mini Estadi. Tres partidos y tres triunfos en el bolsillo. Acumula cuatro jornadas seguidas sin perder y sin encajar un gol y con los tres puntos sumados frente al Costa Brava, muy trabajados y reñidos, continúa en lo alto de la tabla con 13 puntos, pero con los pies en el suelo porque esto no ha hecho más que comenzar. Queda mucha tela que contar y el nivel de los equipos es muy alto.

El equipo de Miguel Álvarez fue mejor porque fue mejor en las dos áreas. En la propia a la hora de defender cuando la escuadra visitante entrenada por Oriol Alsina intentaba poner cerco a los dominios del joven arquero sueco Filip Jorgensen, y el área del rival. Fueron 11 lanzamiento a portería de los amarillos, por dos del equipo visitante. El filial convirtió dos de esos lanzamientos en los minutos 22 y 88 y se llevó los tres puntos.

De salida se esperaba un duelo muy igualado. Así fue en su arranque. A pesar de que antes del segundo minuto el senegalés Nikolas Jackson puso en apuros la portería de Marcos Pérez, el gol que abrió la lata no llegó hasta el minuto 22. El extremo Nikita Iosifov, con muchísima libertad por el campo, recibió un buen pase de Sergio Lozano y envió el cuero al fondo de las mallas. 

Buen contrincante

El Costa Brava, un equipo con buenas hechuras, tuvo escasa presencia en el campo del Villarreal B. Dos lanzamientos escorados en el inicio, de Boris Garros que solventó bien el joven arquero internacional del conjunto vila-realense. Pero en una jugada bien hilvanada, Sergio Lozano le dejó el balón a Nikita y éste, sin ponerse nervioso, avanzó unos metros y envió el balón lejos del alcance de Marcos Pérez. 

A ese gol le siguieron dos buenas acciones para poder ampliado la ventaja. Nikita se la dejó a Carlo Adriano y el vila-realense vio como la defensa le desvió la dirección del balón (min. 27) y después un buen trallazo de Nikolas Jackson que atajó bien el guardameta barcelonés Marcos (min. 30). El primer tiempo finalizó con posesión de balón para el Villarreal B (56%), con siete lanzamientos a portería, por dos del rival.

Reanudación

La segunda parte arrancó con dos cambios en las filas del conjunto visitante. El partido, que seguía dominado por el filial, se ponía cada vez más peligroso porque el 1-0 era un resultado muy corto y el conjunto gerundense realizaba todos los cambios en busca de igualar el tanteador. En el minuto 65 la tuvo el mediocentro Alberto del Moral, que se marchó alto; en el 80 el peleón Diego Collado la tuvo, pero se la sacó un defensa; y en el 86 un centro-chut del joven ariete Álex Forés se estrelló en el larguero.

En el minuto 88 llegó la tranquilidad con el 2-0. Desde fuera del área lanzó el vigués Dani Esmoris una falta sacada en corto, y el portero no la vio. Alegría tota para un Villarreal B intratable.

Compartir el artículo

stats