Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Los planes de Fernando Roig para el Villarreal

El presidente del Submarino quiere alcanzar los 20.000 abonados, reformar el Estadio de la Cerámica, alzar la Copa del Rey y renovar a algunos jugadores clave

Fernando Roig hizo un repaso de la actualidad del Villarreal en rueda de prensa.

Fernando Roig hizo un repaso de la actualidad del Villarreal en rueda de prensa.

Fernando Roig tiene un reto, una ilusión, llegar a la cifra de los 20.000 abonados durante la presente temporada. El Villarreal ya ha superado la barrera de los 18.000 socios, con más de 1.500 nuevas altas tras levantarse las restricciones del coronavirus, y el presidente del Submarino desea ganar más adeptos a la causa.

Dada la vuelta a la normalidad en los estadios y poder contar de nuevo con aforos completos, el máximo accionista groguet se congratuló ayer al respecto. «Es una alegría poder volver y sobre todo agradecer a nuestra gente el esfuerzo y el trabajo. Ha sido un tiempo complicado, pero seguimos contando con 18.000 seguidores y creo que vamos a disfrutar», explicó en una comparecencia pública en la que analizó la actualidad del Submarino y dejó bien claro que «tenemos un buen equipo, un gran cuadro técnico, y con ilusión de hacer grandes cosas. Invito a la gente que pueda venir a engancharse, ánimo a los aficionados de la provincia para que se hagan abonados y ver si podemos llegar a los 20.000 que es nuestra ilusión», argumentó.

La economía en pandemia

El dirigente admitió las dificultades económicas que han supuesto para los clubs las consecuencias de la pandemia. «Hemos soportado dos años sin el ingreso de los abonados, esos ingresos nos dan la posibilidad de crecer, serán unos 8 a 12 millones de euros. Pero ese déficit lo hemos compensado con otros ingresos», señaló.

«Las dos palabras son equilibrio económico y cantera, el equilibrio lo tenemos y la cantera se está viendo. Hemos visto en la selección jugadores de la cantera. Debemos crecer en el equipo y apostar por la cantera. Los chicos que vienen de abajo saben que pueden crecer, la demostración es Yeremy. Lo que pueda venir es trabajo del consejero delegado, no por venir de la cantera quiere decir que no puedan seguir aquí ganando dinero», agregó.

Los objetivos

Roig se mostró satisfecho del arranque de temporada del equipo y recalcó la importancia de la Liga de Campeones: «Es muy importante clasificar. Pasar fase de grupos es importante deportiva y económicamente, pasar rondas es clave. Además pensamos en la Copa del Rey, ya que tenemos una gran plantilla y de un gran nivel».

El presidente aseguró que en su equipo no hay techo. «El que seamos capaces de conseguir. Lógicamente los rivales compiten, pero con las armas que tenemos debemos estar ahí, pelear por crecer y mejorar. Es complicado lograr un título, es muy difícil, son muchos equipos que lo quieren lograr, pero depende de nosotros claramente», puntualizó.

«(Unai) Emery y su equipo están trabajando mucho y bien, con ellos estamos creciendo y es lo que queremos y queríamos con su llegada», prosiguió.

La remodelación del campo

Preguntado por lo que debe hacer el club para seguir mejorando su actual proyecto, comentó que «pasa por mantener lo que se tiene, nos quedaría la remodelación del campo y mejorar en la Ciudad Deportiva, trabajar la cantera, pero la clave es el día a día. Ser capaces de mantener este nivel todos los días».

«El estadio tal y como está ya reúne las condiciones perfectas para afrontar cualquier competición, para mejorarlo necesitamos un cambio urbanístico y la compra de las casas adyacentes para poder cerrar todo el estadio. Si es posible hacerlo y conseguimos los solares afrontaremos la reforma», avanzó.

La renovación de sus 'pilares'

Uno de los temas que más preocupa en lo deportivo es el blindar a los futbolistas de más talento y calidad. Al respecto, ayer, el presidente del Villarreal, Fernando Roig, no ocultó que lo que desea el club «es poder mantener a nuestros mejores jugadores», admitiendo que les «preocupa» las ofertas que puedan llegar por parte de otros clubs por futbolistas como Yeremy Pino, que tiene contrato hasta el 30 de junio del 2024 pero con una accesible cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

«Nos preocupa, pero Yeremy tiene un contrato en vigor y lógicamente lo que quiere el Villarreal es mantener a sus mejores jugadores. Como también a Pau, Gerard o Danjuma. La idea es conservarlos, pero la clave pasa por mantener ese equilibrio económico, no debemos volvernos locos. Saldrán jugadores y llegarán otros, equilibrio y cantera, con idea de mantener y mejorar el nivel cada año», dijo.

Compartir el artículo

stats