Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La crónica | El Villarreal empaqueta con papel de regalo un gol que da el triunfo a Osasuna (1-2)

Un craso error de Mandi en el tramo final condena la primera derrota de la temporada

Danjuma estuvo demasiado tímido en la tarde de este domingo con el Villarreal ante Osasuna.

El Villarreal CF hizo oficial, en la tarde de este domingo, su alineación titular en sus cuentas oficiales de las redes sociales. El ruido en twitter se escuchaba con fuerza, con una cierta algarabía en forma de likes y comentarios de alegría: regresaba Gerard Moreno. No defraudó en su vuelta el pichichi, que se marcó un partidazo y un golazo inolvidable. Pero de poco sirvió. Lo que las redes no anunciaron era que en el once no estaba Raúl Albiol y eso siempre es una mala noticia para el Submarino. Y sí, lo fue. Un error de bulto, similar al de la última jugada del partido en el Wanda Metropolitano ante el Atlético, otra vez con Mandi en el foco, fulminó a un Submarimo al que no le sirvió de nada concluir el choque con un 73% de posesión por el 27% del rival, o estrellar hasta cuatro balones en los palos para poder ganar. Errores de bulto como el de Mandi condicionan demasiado. Si regresó Gerard, pero Albiol no. El conjunto amarillo cedió ante Osasuna (1-2) la primera derrota del curso. No fue la mejor versión del Submarino, pero el 1-2 fue demasiado cruel e injusta. Osasuna lo tuvo todo a favor, el regalo de Mandi y el infortunio con los errores de bulto del árbitro.

Así te hemos contado el Villarreal-Osasuna minuto a minuto en Mediterráneo.

Que Osasuna es un equipo incómodo para los rivales lo sabía Unai Emery, todos sus homólogos de LaLiga y hasta el aficionado menos ilustrado en esto del fútbol de la grada de la Cerámica. Tres victorias de tres salidas fuera del Sadar eran un serio aviso. Y que el Villarreal imparte un gran respeto, también es una cuestión que se nota en los planteamientos que sufren los groguets.

A Jagoba Arrasate seguro que le había entrado un sudor frío cada vez que analizaba a los amarillos y observaba como Yeremy y Danjuma destrozaban las costuras defensivas de equipos tan poderosos como el Chelsea, United o Real Madrid. Una de las armas del Villarreal es atraer a los rivales hacia su área con esa intención constante de sacar el balón jugado desde la propia área. Era la versión del Flautista de Hameilin que atraía a los roedores con su música, pero con el toque-toque desde atrás para sorprender al enemigo desplegado con un envío largo o una transición rápida.

Un Osasuna muy bien plantado

Osasuna no mordió el anzuelo. Arrasate fortificó el centro del campo y advirtió a sus jugadores para que tejieran coberturas en las bandas. El 4-5-1 de los navarros asfixiaba el 4-3-3 de los amarillos. Los rojillos apuraban el contacto físico y cerraban espacios, aunque este Osasuna tiene también muy buenos jugadores para armarte un lío en cualquier momento. 

La partida de ajedrez tenía visos de resolverse en la periferia pero con el Submarino como favorito porque si un poder posee este bloque es el desequlibrio, sobre todo con el fichaje de Danjuma y la explosión de Yéremy Pino. Sin embargo, el primer gol llegó por una acción de bandas de los pamplónicas. Nacho Vidal por la derecha, centra al área para que el lateral zurdo de Osasuna le dejó el balón a Lucas Torró quien engancha un remate certero que bate a Rulli.

El Villarreal no estaba cómodo. Su salida de balón no era fluida y solo Trigueros mantenía el timón con criterio. Sin embargo, las estadísticas marcaban un 70% de posesión de balón para los de Emery… y Osasuna ofrecía más sensación de peligro.

Pero el Villarreal tiene a Gerard y eso es un plus. El 7 fue protagonista de una acción polémica con un gol anulado a Trigueros por presunta falta del delantero a Sergio Herrera más que discutible. La segunda ocasión acabó con un remate al palo del pichichi groguet, después de recoger un rechace del portero de Osasuna a un trallazo de Trigueros.

Modificaciones tras el descanso

Emery no lo vio claro en el descanso. Dos cambios de salida en la segunda parte auguraban que al técnico no le había gustado lo que había visto. Pedraza y Coquelin entraron por Capoue, muy espeso, y Alberto Moreno, bastante impreciso en ataque y con problemas para cerrar su espacio.

A partir de ese momento, Osasuna ya se había quitado la careta. Sin disimulo alguno, los rojillos se atrincheraron en su área y comenzaron a achicar el agua que se les empezaba a meter en la cocina de Sergio Herrera. El Villarreal había puesto el piloto automático con dirección a la portería rojilla. Hasta que llegó algo extraordinario. Los amantes de lo e-sports hubieran dudado de si estaban delante de la pantalla en un partido virtual o en el mundo real. A veces Gerard es tan fantástico que parece una reproducción del Fifa 21. El candidato a bota de oro marcó un gol a tal honor, rematando con una plástica de crack mundial un balón de volea que le envió Pedraza. Messi se fue, pero Gerard Moreno sigue. El 1-1 hacía justicia.

El grave error de Aïsa Mandi

Y Emery ejecutó un triple cambio. El plan A, que era descoser a Osasuna por bandas había fallado. De golpe y porrazo quitó del campo a Yeremi, Trigueros y Danjuma, dando entrada a Alcácer, Chukwueze y Moi. El asedio continuaba, pero la resistencia navarra era épica, basada en una solidez y una concentración defensiva que para sí hubiera querido el Villarreal, que sin Albiol pierde ese punto de fiabilidad necesario para competir por objetivos máximos. Después de un disparo envenenado de Pedraza que escupió el palo, llegó un error de bulto de Mandi, impropio de un jugador de su experiencia.

Aquí puedes leer las puntuaciones de los jugadores del Villarreal en el partido ante Osasuna según Mediterráneo.

El argelino volvió a erigirse en triste protagonista al errar en un pase fácil que Chimy Ávila empaquetó con cinta y papel de regalo para obsequiarse un gol tan importante para él después de dos roturas de ligamentos, como para Osasuna que le ponía en el trampolín de una nueva victoria lejos del Sadar. Un fallo demasiado grave.

No hincó la rodilla el Villarreal, que continuó buscando el gol, ahora ya con demasiada aceleración, pero con tiempo y ocasiones para empatar. No era el día. Osasuna obtuvo demasiado premio, pero no le hizo ascos al regalo. Nunca pensaron los navarros que un equipo de Emery les iba a reportar conceder tantas facilidades. La primera derrota de la temporada fue otra vez muy cruel.

Aquí puedes ver los goles del partido en la modalidad 'Goal Replay'

Compartir el artículo

stats