Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Un año con Yeremy Pino en el Villarreal

El club espera anunciar su renovación para evitar un nuevo 'caso Rodri' 12 meses de debutar

Yeremy Pino se golpea con el puño cerrado al corazón, demostrando su amor por el Villarreal tras marcar en Suiza.

El 22 de octubre de 2021, es decir, hoy se cumple un año del debut de Yeremy Pino ante el Sivasspor en la Europa League, siendo su estreno oficial con el primer equipo del Villarreal CF. Y el pasado miércoles, en Berna, marcó su primer gol en Champions League el día de su 19º cumpleaños. Además, fue un gol muy importante, que iluminaba el camino a la primera victoria en la Liga de Campeones, ante el Young Boys, después de 12 años.

Tenía tan solo 17 años y era un auténtico desconocido para el aficionado de a pie, que unos días más tarde se estrenó en Liga ante el Cádiz. No para aquellos que siguen el fútbol de las inferiores, de la cantera grogueta, que ya habían visto sus diabluras con las distintas selecciones nodriza de la Roja. Hoy es uno de los futbolistas destinados a marcar el cambio generacional y, posiblemente también de estilo, que ha iniciado la selección española. Su progresión en estos últimos 12 meses le ha llevado ya a debutar con la absoluta de Luis Enrique en las semifinales y en la final de la UEFA Nations League ante Italia y Francia.

Su explosión ha sido tan rápida y sorprendente que ha convertido en calderilla los 30 millones de euros que figuran en su cláusula de rescisión. El club ya vivió una situación similar con Rodri, ahora futbolista del Manchester City, donde fue traspasado del Atlético de Madrid por 80 millones.

El club colchonero abonó solo 20 millones al Villarreal por el centrocampista y… gracias. Sí, porque el jugador tenía solo una rescisión fijada en 12 millones, pero las partes alcanzaron un acuerdo para dejarlo en 20.

Un extremo versátil

Yeremy es un extremo versátil, porque su juego no solo destaca por su descaro, desborde, potencia y velocidad, con una buena capacidad de definición cara al gol, sino que también se complementa con una generosidad para el equipo y una contribución notable al juego defensivo. No hay debate acerca de su titularidad, que ha dejado en el banquillo a futbolistas con más renombre y más experimentados que el canario. No deja dudas, solo sobre si su nombre lleva una i latina final o una griega, aclarado por el club, porque en su pasaporte aparece Yeremy. No hay más.

Lleva 48 partidos con el Villarreal, 9 goles y Emery le hace un sistema a su medida

Emery ha acoplado su dibujo táctico a las características de dos jugadores impresionantes como Yeremy y Danjuma, similares en desborde y velocidad, con la diferencia que el canario defiende y trabaja más que el neerlandés. El Villarreal utilizó un 4-3-3 con Danjuma y Yeremy de extremos, volviendo Gerard al eje del ataque, después de muchos partidos partiendo de una banda y dejando de ‘9’ a Paco Alcácer.

Yeremy Pino, con 19 años recién cumplidos y con tan solo un año natural con el primera equipo, está a punto de alcanzar la cincuentena de partidos oficiales con el Villarreal. De hecho, en estos momentos suma 48 encuentros oficiales con la elástica amarilla: 31 en Primera División, 4 en Copa del Rey, 9 en la Europa League, 1 en la Supercopa de Europa y 3 en la Champions League. Sin duda, números al alcance de muy pocos jugadores a tan temprana edad.

Además de ser desequilibrante, regateador y buen pasador, Yeremy Pino vive un buen idilio con el gol. De hecho el canario suma 9 goles y 4 asistencias en los 48 partidos oficiales que lleva disputados con los de la Plana Baixa. En el desglose, el atacante ha anotado 4 goles en Primera División (3 el pasado ejercicio y 1 este año), 3 en Copa del Rey, uno en Europa League y otro en la Champions, el anotado el pasado miércoles en Berna ante el Youg Boys, su estreno en esta competición.




Un año después de su debut, el Villarreal espera anunciar en breve su renovación, el aumento de su sueldo y también de la cláusula de rescisión a unas cifras más acordes al mercado y a su nivel. El Submarino quiere evitar otra salida a precio de saldo como la de Rodri, por quien el City de Guardiola abonó 80 millones.

Yeremy tiene solo 18 años, próximo a soplar 19 velas, pero sabe que su sitio, de momento, está en el Villarreal. Quizás Pau Francisco Torres ha creado escuela o, posiblemente, el espejo de Luciano Vietto o de otros jugadores como Aleix García sirven de alerta para darse cuenta que a veces se llega antes a la meta conduciendo despacio por la carretera, que queriendo hacerlo a gran velocidad, con riesgo al accidente, en este caso a caer en un hábitat, todavía muy joven, no propicio para progresar en el fútbol de élite. 

Un chico humilde y sencillo

Mientras tanto, Yeremy sigue su hoja de ruta. El chico humilde, que como a él le gusta definirse, aprendió a jugar al fútbol en la calle, en sus queridas islas Canarias. El chico que adora a su padre, el hombre que intenta inculcarle que con humildad y sencillez se puede ser una estrella de fútbol, y a quien Yeremy le regaló un coche hace unas semanas como agradecimiento a tanto sacrificio personal para que su hijo fuera, como es hoy, una estrella del fútbol. Un año con Yeremy, un futbolista como la copa de un pino. La Universidad de Miralcamp sigue graduando futbolistas top. 

Compartir el artículo

stats