Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La crónica | El Villarreal se atasca ante un poderoso Athletic (2-1)

Los bilbaínos son mejores, pero un penalti dudoso de VAR decanta el partido

Gero Rulli, el más destacado del Villarreal en San Mamés, abatido ante uno de los dos goles del Athletic.

Gero Rulli, el más destacado del Villarreal en San Mamés, abatido ante uno de los dos goles del Athletic. AGENCIAS

Gero Rulli evitó una derrota más dura en San Mamés (si quieres ver las puntuaciones, pincha aquí). El Athletic siempre jugó con una marcha más que el Villarreal CF y se llevó el triunfo de forma merecida en la décima jornada de LaLiga Santander (pincha aquí para ver la clasificación). No estuvo a su mejor nivel el equipo de Unai Emery, que pinchó de nuevo en la Liga y fue superado por el alto ritmo de juego de un rival inferior técnicamente, pero superior en intensidad defensiva y que logró desactivar el juego ofensivo de los amarillos. Un Submarino que ha perdido la fiabilidad defensiva de la que hacía gala y que en muchos instantes del partido parece un bloque partido en dos. Emery debe recuperar la estabilidad y equilibrio táctico de un equipo, al que le faltó profundidad en San Mamés.

Otro partido duro

Si el Young Boys fue un equipo intenso, rápido en sus transiciones en ataque, pesado en la presión y que apura el fútbol físico al máximo, el Athletic todavía más. Los vascos son el bloque de LaLiga con una distancia media recorrida en máxima intensidad que supera al resto. Y, además, posee el sello personal del orden, la disciplina táctica y ese gen competitivo que Marcelino García transfiere a sus equipos. Unai Emery le dispensó un respeto especial a los bilbaínos y solo tres días después del gran esfuerzo físico desplegado en Berna en Champions, solo ordenó un cambio en el once inicial, y fue en el lateral zurdo. Prueba evidente de que el rival merecía especial atención y que el Villarreal no tenía mucho margen de fallo. 

Gran inicio local

La salida del Athetic fue volcánica. No eran leones, parecían jaguares. Presión alta y velocidad endiablada en las llegadas al área de Rulli. Emery mantuvo su idea y repitió el 4-3-3 hecho a medida de Danjuma y Yeremy Pino. Es raro ver a Foyth sufrir e Iñaki Williams lo logró en repetidas ocasiones en los primeros compases del partido. Un tiro al larguero a los 10 minutos, era como el pitido del móvil que te avisa de la llegada de un mensaje cuando estás relajado en el sofá y te preguntas si será algo tan importante como para alargar la mano y desperezarte para cogerlo. Sí, lo era, importante, porque tres minutos después, la velocidad de Williams rompió en carrera al sistema defensivo groguet y su centro al área era rematado a la red por Raúl García. El 1-0 avivó el rugido de San Mamés, otro plus importante con el que cuenta el Ahtletic. Presión alta de los vascos en el campo y con muchos decibelios en la grada. 

Lesión de Gerard Moreno

A Emery le surgió un contratiempo grave con la lesión de Gerard Moreno a los 20 minutos. Lo resolvió con la entrada de Chukwueze y centrado a Yeremy como referente. Sufría el Villarreal con un correoso y bravo enemigo, que nivelaba su inferioridad técnica con una elevada dosis de testosterona. Íñigo Martínez dispuso de un remate fácil de cabeza cuyo objetivo evitó Rulli.

El Submarino mantuvo el temple y no se descompuso. Todo lo contrario fue ganando palmo a palmo pulsos en el campo y, sobre todo, le hizo guiños a la pelota, porque otra cosa no, pero jugones le sobran. Y el empate iba a llegar con un poco de fortuna y también subiendo la presión y la intensidad. Coquelin conectó un tiró que pegó en la espalda de Íñigo Martínez y acabó sorprendiendo a Unai Simón. Punto de inflexión.

Llegan los penaltis...

El Villarreal niveló fuerzas. El Athletic jugó sus cartas de otra manera y el equipo de Emery tiró de Danjuma y Chukwueze para buscar la portería de Unai Simón. El vasco oxigenó a los suyos con tres cambios casi de golpe, dando entrada a Dani Raba (Alcácer se quedó sentado una vez más), Alberto Moreno y Aurier, que debutaba. El duelo estaba tan igualado como incierto parecía el marcador. Pero una vez más, los amarillos cometieron errores de trazo grueso en sendos penaltis de Alberto Moreno, revisado por el VAR, y Estupiñán. Otro penalti polémico que le pitan en contra del Villarreal, con Cuadra Fernández acudiendo al VAR...

Rulli, que evitó un resultado más abultado, no pudo parar el primero a Muniain (2-1), pero mantuvo con esperanza al Villarreal hasta el final parando el lanzamiento de Berenguer. Pero no era la noche de un Villarreal titubeante y falto de inspiración. Arrancadas de orgullo pero el Athletic demostró mas oficio, más contundencia y más intensidad que un Submarino ciertamente decepcionante y superado por la intensidad y garra de los hombres de Marcelino.

No acaba de coger la senda de la regularidad este Villarreal que tiene mimbres para mucho más para no ver la parte alta a tanta distancia.

Los goles

Si quieres revivir los tres goles de San Mamés, mira este gráfico.

El rendimiento de los jugadores

Si quieres ver cómo ha jugado cada futbolista, consulta el mapa de calor.

Compartir el artículo

stats