Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Los borrones en la libreta de Emery

El técnico del Villarreal trabaja en la corrección de los aspectos que han llevado al equipo a la zona baja de la tabla

Unai Emery da instrucciones durante un entrenamiento del Villarreal.

Unai Emery da instrucciones durante un entrenamiento del Villarreal.

Cuando los errores se repiten en demasiadas ocasiones, ya no es fruto de la casualidad. Y el Villarreal CF no ha dejado buenas sensaciones en los tres últimos partidos, incluso a pesar de la victoria ante el Young Boys por 1-4. No, porque aunque se pudieron ganar los tres partidos, también el equipo dejó errores de bulto notables y también la imagen de que ha perdido el control del juego que ejercía en la mayoría de los encuentros, con demasiados instantes de partidos de ida y vuelta. Y las cosas no pasan por casualidad. El Submarino se encuentra distanciado de la parte noble de la clasificación, cuando posee una plantilla diseñada para pelear por los puestos europeos. Emery es consciente de que en su libreta hay algunos borrones y para revertir situaciones no se puede continuar haciendo lo mismo. Hay que cambiar algo y queda tiempo de sobra para rectificar. 

1.Pérdida del control de los partidos

El Villarreal de Emery se distinguía por un férreo control de los partidos. En la mayoría de ellos la diferencia de los porcentajes de posesión de balón siempre era abrumadora a favor de los groguets. El sábado, en San Mamés, el Athletic superó en 52/48% al Villarreal, según los datos proporcionados por LaLiga, cuando la diferencia en talento entre uno y otro equipo es a día de hoy notable. El Submarino no debe permitir partidos de ida y vuelta como el del Young Boys, la primera parte de Osasuna o como ante el Athletic, por citar los últimos.

2.El 4-3-3 actual parte al equipo

No es una simple cuestión de dibujo táctico, puesto que con un 4-3-3 con Gerard en banda el Villarreal ha ofrecido sensaciones magníficas y un notable rendimiento en defensa. Pero la intención de meter juntos en el once a Danjuma y Yeremy, con Gerard, ha producido instantes de descontrol y transmitido sensaciones de equipo partido. El catalán ha dejado de ser el delanterocampista que se movía con libertad, generaba asistencias, marcaba goles y oxigenaba el juego defensivo, posiblemente encorsetado por la posición más abiertos a bandas del canario y el neerdelandés. Danjuma es un puñal en ataque, pero defiende menos, y el equipo se queda demasiadas veces en inferioridad en la medular. Otro de los borrones claros.

3.Muchos jugadores infrautilizados

Una de las fortalezas del DAFO del Villarreal (debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades) es la amplitud del actual plantel. Y, precisamente, es una de las armas que Emery no ha utilizado. Jugadores como Iborra, un hombre con gran peso en el plantel, apenas ha jugado dos minutos, además de la desaparición de Alcácer, incluso superado por Raba, o jugadores como Mario, Peña o el extraño rol de Pedraza, un portento físico, que está contando con menos protagonismo. Emery apenas dosificó esfuerzos e hizo solo un cambio en el partido de San Mamés tras el gran esfuerzo de la Champions. Ello también supone un riesgo para las lesiones musculares. Trigueros fue baja en Bilbao y Gerard y Foyth podrían serlo también en las próximas semanas, aunque falta el dictamen de las pruebas radiológicas.

4.Errores muy graves que cuestan puntos

Los dos penaltis de San Mamés se podrían haber evitado con un poco más de concentración, igual que el tanto del Wanda en el último minuto contra el Atlético que tiró el triunfo por la borda, o el del 1-2 de Osasuna, que son solo un botón de muestra  de los fallos que han restado muchos puntos en la clasificación. Emery ya ha advertido públicamente de ello.

5.Sólo se han sumado 11 puntos de 27

El Villarreal tiene un partido pendiente y solo han transcurrido 10 jornadas, pero el puesto número 13 que ocupa no se corresponde con el potencia de un equipo campeón de la Europa League y que pelea en la Champions. Sus números sonpobres, habiendo sumado 11 de los últimos 27 puntos. Emery debe obrar cambios para reconducir la trayectoria.

6.Dependencia de Albiol y Gerard

Si algo insiste siempre Emery es que un equipo no debe depender nunca de un jugador, exaltando la fuerza del bloque por las individualidades. Es su obsesión, pese que ha sido demasiado dependiente de jugadores como Raúl Albiol en el eje de la zaga, cuya ausencia se acusa mucho, o Gerard Moreno, del que la dependencia en ataque es excesiva.

7.Los rivales crean muchas ocasiones

Cuando tu portero es el mejor es sinónimo de que te han generado muchas ocasiones de gol. Y Rulli ha sido protagonista ante el Young Boys, Osasuna y también con el Athletic. Otro borrón. 

Compartir el artículo

stats