Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL B

Ian, portero del Villarreal B: «Detrás de los resultados hay mucho trabajo y sacrificio»

El cancerbero del líder filial dice estar «muy asombrado» por los recursos que tiene el equipo

Ian, portero del Villarreal B: «Detrás de los resultados hay mucho trabajo y sacrificio»

Ian, portero del Villarreal B: «Detrás de los resultados hay mucho trabajo y sacrificio» Juan Francisco Roca

Gianni 'Ian' Cassaró Usar (Lloret de Mar, 10 de abril de 1992) también es uno de los grandes protagonistas de este Villarreal B que ha empezado la temporada 2021/22 como un ciclón. Es el más veterano de la plantilla (29 años) y fue el último en incorporarse a la disciplina 'grogueta', sabiendo qué rol tenía y tiene que desempeñar. Aporta seguridad y experiencia a un filial que sobre el césped se desenvuelve como un equipo maduro, como si no fuera un equipo B. El sábado sacó buena nota en el complicado partido contra el Andorra, en el Mini Estadi, ganado por 2-0. 

Para este arquero, que la pasada campaña jugó en un Yeclano que descendió a Tercera RFEF, el del sábado fue el tercer partido: 270 minutos disputados y solo ha encajado un gol. Fue hace nueve días en el campo del Betis Deportivo, donde el Villarreal B se impuso por 1-2. «Detrás de todos estos números tan buenos hay un increíble trabajo de un cuerpo técnico, y también de una plantilla de mucho nivel y sacrificio», explicó un orgulloso Gianni Cassaró. 

El jugador dejó claro que el fútbol «no te regala resultados, tienes que trabajar y hacer las cosas bien para que lleguen», y agregó que «nosotros salimos al campo a lo que tenemos que hacer, a imponer nuestro fútbol; luego te pueden encontrar diferentes escenarios y circunstancias, y ha quedado demostrado que hemos podido hacerle frente y sacar los partidos adelante». Pero esta racha es especial. Según Gianni Cassaró, «es algo atípico» y pese a ello dice que «hay que aprovechar el momento y prolongar esta dinámica».

Feliz y contento

El guardameta catalán del Villarreal B no ocultó que está «sorprendido» de lo que se ha encontrado en las categorías inferiores del club vila-realense. «Es increíble el trabajo que hacemos con nuestros entrenadores y compañeros, y también cómo se vuelca la entidad en las categorías inferiores. Están muy encima de nosotros y el trato es exquisito. Yo llegué el último y me trataron de la mejor forma. Me integré muy rápido. Los compañeros también se volcaron en mí», explicó.

Apuntó el cancerbero de Lloret de Mar, de 29 años, que el partido del sábado frente al Andorra en el Mini Estadi fue el más complicado de cuantos llevan disputados, aunque igualmente se ganó por 2-0. «Fue un duelo atípico porque tuvimos muy poca posesión. Se la quedó el Andorra. Pero pese a ello tuvimos muchas llegadas, creamos mucho peligro y supimos cristalizar dos acciones en gol», ensalzó el meta del filial amarillo.

Veterano y con ganas

Tres partidos lleva en la portería del Villareal B, con 270 minutos y un solo gol encajado (frente al Betis Deportivo). «El equipo tiene otros dos porteros, grandes porteros, como Filip Jorgensen e Iker Álvarez. Yo tengo que aprovechar las oportunidades cuando no estén. Intento ayudar en todo lo que necesiten. He venido para sumar al equipo», reconoció el guardameta barcelonés. «Puedo decir que somos un grandísimo bloque», aclaró.

Además, quiso defender la aportación de los menos habituales, los que como él tienen un rol especial. «El objetivo es que cuando haya cambios no baje el nivel ni el potencial del once titular. Y la verdad es que los que salen en las segundas partes están aportando mucho, y eso viene a decir mucho de la implicación de los futbolistas y del trabajo del cuerpo técnico», explicó. De momento todo a pedir de boca, pero este filial está preparado para cuando llegue el primer traspié. «La sabremos encajar», finalizó Ian Cassaró. 

El Villarreal B, que el sábado superó al Andorra en el Mini Estadi (2-0), encadenó su sexta victoria consecutiva. Algo que no se producía desde la temporada 2008/09, en Segunda B, con Juan Carlos Garrido de entrenador. A la finalización de esa campaña el filial amarillo logró el ascenso a Segunda División por primera vez en su historia, tras la remontada en el campo del Real Jaén.

En esa temporada, de la que hace ahora 13 años, la escuadra vila-realense venció en casa al Terrassa (2-0), Mestalla (3-1) y Ontinyent (5-2), y como visitante venció en las salidas a Gavà (1-2), Andorra (0-3) y Orihuela (1-3). Esta campaña en juego superó en el Mini al Albacete (3-0), Costa Brava y Andorra (2-0) y al Sevilla Atlético (5-1), y fuera al Sabadell (0-1) y al Betis Deportivo (1-2).

El Villarreal B se reafirma como el equipo que más puntos ha sumado en este arranque de liga entre los 40 equipos de la Primera RFEF. Además, es uno de los más goleadores y, con diferencia, es el mejor filial de los ocho que hay esta temporada en la categoría. Los amarillos conservan la condición de invicto.


El partido con menos posesión y con más tiros

El sábado ante el Andorra sucedió algo muy curioso y que esta temporada no se había producido. El Villarreal B perdió la posesión del balón, a favor del conjunto andorrano. Fue durante prácticamente los noventa minutos de partido. Al final del duelo, el porcentaje era de 36%-64% para el equipo tricolor de Eder Sarabia. Ni eso le bastó para arrancar algún punto del feudo amarillo. La pelota fue para el conjunto del Principat, pero las ocasiones y los lanzamientos a portería fueron para los vila-realenses.

La escuadra 'grogueta' lanzó 15 veces a portería (11 entre los tres palos y cuatro fuera), por sólo siete veces el Andorra (todos los tiros fuera). En lo que va de temporada 2021/22 el Villarreal B acumula un total de 124 ocasiones y ha firmado 21 goles. La media es de 13,44 remates por partido por parte de un filial, que con 21 tantos es anotados el equipo más efectivo de toda la Primera RFEF

Sergio Lozano será sometido hoy a una resonancia

Sergio Lozano, centrocampista del Villarreal B, será sometido hoy a una resonancia para conocer el alcance de la lesión sufrida el sábado en la recta final del partido contra el Andorra, en el Mini Estadi. Con 1-0 en el marcador, en el minuto 75, recibió una durísima entrada del extremo andorrano Ernest Vergés, que le golpeó el tobillo derecho. Después de varios minutos siendo atendido por los médicos del club, el valenciano no pudo continuar y su puesto en el campo lo ocupó el joven delantero Álex Forés.

La resonancia dirá si sufre o no una lesión de importancia, o si se trata del fuerte dolor del momento. Lo que parece claro es que, hoy en día, Sergio Lozano es seria duda para el partido que jugará el Villarreal B el próximo viernes, día 29, contra el Real Madrid Castilla en el Estadio Alfredo Di Stéfano, a las 19.00 horas. Será la primera vez que se enfrenten estos equipos en partido oficial.  

Compartir el artículo

stats