Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA RFEF

El Villarreal B se ahoga frente al Madrid Castilla y pierde su condición de invicto (2-1)

Dani Esmoris adelanta al filial amarillo, pero antes del descanso Peter firma la remontada local

Dani Esmoris y Ahn June intentan cortarle el paso al joven bigoleador Peter, en una acción del partido.

El Villarreal B perdió su condición de equipo invicto tras caer derrotado ante el Real Madrid Castilla, con remontada local en el Estadio Alfredo di Stéfano. Un partido en el que el agua no cesó durante los 90 minutos y donde el filial amarillo echó en falta a Sergio Lozano (dos meses de baja). Nadie hizo su labor de canalizar el juego, dotar de equilibrio al equipo y ejecutar las acciones a balón parado, ya que es un especialista. Y se notó. Todo ello, unido a que el conjunto de Raúl González Blanco fue mejor durante 30 últimos minutos de la primera parte y 10 de la segunda. Tuvo más balón y acribilló a tiros a la escuadra grogueta. La segunda parte fue un querer y no poder de los vila-realenses, que hincaron la rodilla frente a un buen rival.

El partido ya se sabía que iba a ser complicado porque el filial del Real Madrid, como local, estaba haciendo del Alfredo di Stéfano un fortín. Invicto en casa. Y a ello se unió un condicionante que no contribuyó a ver un buen espectáculo, una interminable lluvia.

El Villarreal B arrancó el primer tiempo como un cañón y lo acabó con el motor gripado, sin apenas cruzar el centro del campo y acribillado a tiros por la escuadra blanca, que acabó muy bien los 45 primeros minutos, dominando y dando la vuelta a un marcador que se puso de cara para el Mini Submarino a las primeras de cambio. A los tres minutos, en la frontal del área del Castilla, Nikola Jackson dio un precioso taconazo al balón que llegó a Ahn June, que sirvió para Dani Esmoris, quien, entrando como una exhalación por la izquierda y de un tremendo zurdazo, envió el balón al fondo de la red. Empezó bien la cosa. Encima, en el minuto 7, Diego Collado vio cómo su zurdazo se perdió por encima del travesaño. 

Reacción local

A partir de ahí, el Real Madrid Castilla de Raúl González llevó la batuta. Posesión y ocasiones. Ocho lanzamientos a dos en la primera parte. Fue cuando apareció la figura del extremo madrileño Peter Federico González Carmona. En el minuto 13 firmó el 1-1 tras una acción por la derecha, con lanzamiento que tocó en Dani Esmoris y el balón besó las mallas. Llegó la igualada.

Peter tuvo otra ocasión en el minuto 23 y en el 37 una doble para Arriba, rechazada con los pies por Filip Jorgensen, y el cuero llegó a Peter que envió fuera. El octavo disparo a gol acabó con el 2-1. Error en la entrega de Diego Collado que en el centro del campo le dio el esférico a Peter y este, tras una buena carrera, lanzó raso al fondo de las mallas. Remontada y descanso. Tiempo de reflexión para un Villarreal B que hacía agua por culpa de una mala media hora ante los blancos.

En la segunda parte, salvo los diez primeros minutos, el control fue para un Villarreal B, que buscó el empate de todas las formas posibles. El 3-1 no llegó de milagro: en el minuto 54, con el tiro de Juanmi Latasa que salvó Filip Jorgensen. A partir de ahí, asedio amarillo que duró hasta el minuto 95, que fue cuando el colegiado decretó el final del encuentro, que se saldó con la primera derrota para la escuadra vila-realense, aunque continuará una semana más al frente de la tabla después de un espectacular arranque de curso. 

Compartir el artículo

stats