Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

CORRUPCIÓN

La fiscalía pide 4 años de cárcel para Narcís Serra y Adolf Todó por los sobresueldos de CatalunyaCaixa

Les imputa dos delitos de administración desleal cuando estaban al frente de la entidad

JESÚS G. ALBALAT
20/03/2017

 

La fiscalía ha pedido cuatro años de cárcel para el expresidente de CatalunyaCaixa Narcís Serra y para el exdirector general Adolf Todó, por el aumento de sueldo a directivos de la entidad. El escrito, al que ha tenido acceso ELPERIÓDICO, culpa a ambos de administración desleal. El escrito se dirige también contra otras 39 personas, miembros del consejo de administración. De ellos, a un total de 17 consejeros se les reclama cuatro años de prisión y a 24, dos años. En concepto de responsabilidad civil, el fiscal pide que los acusados paguen 2,56 millones de euros más intereses al FROB.

La Audiencia de Barcelona deberá ahora fijar fecha para el juicio en una causa que nació a raíz de una denuncia de la fiscalía. Serra, Todó y el resto de directivos están acusados por la aprobación, en octubre del 2010, de resoluciones que incrementaron el salario de los directivos. La subida de los sueldos se hizo pese a que la entidad estaba ya en una situación crítica que le había obligado a solicitar un préstamo de 1.250 millones de euros al FROB.

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y la CUP solicitaron a finales de febrero la apertura de juicio oral contra el expresidente de Cataluña Caixa y exministro Narcís Serra y el exdirector general Adolf Todó, por administración desleal por los sobresueldos que el consejo de administració cobró a partir del 2010. En el escrito de acusación presentado en el juzgado de instrucción número 30 de Barcelona, la CIC solicitaba seis años de prisión para Todó, al que atribuye también un delito de apropiación indebida, y cuatro años para Serra; al exdirector general le pide que abone 112.015 euros en concepto de responsabilidad civil y otros 696.548 euros de las retribuciones irregularmente recibidas.

Los 41 exdirectivos están acusado de aprobar el aumento de sus retribuciones en unos momentos en los que CatalunyaCaixa atravesaba un momento financiero delicado. La fiscalía reconoce que ese alza de las retribuciones no era acorde a la situación real de la entidad. Entre el 2007 y y el 2009 los beneficios de CatalunyaCaixa se habían reducido considerablemente y en el año 2010 hubo un expediente de regulación de empleo que afectó a 1.600 personas.