+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NULES

Una ayuda europea posibilita peatonalizar todo Mascarell

El Ayuntamiento ya renueva la red de tuberías del agua del anexo amurallado

 

Imagen virtual de la renovación a la que pretenden someter las calles intramuros de la pedanía de Mascarell. - MEDITERRÁNEO

MÒNICA MIRA
11/07/2018

La peatonalización del conjunto del casco urbano de Mascarell, intramuros, está más cerca de ser una realidad tras la concesión de una subvención de 306.005,97 euros de los Feder, en el marco del «plan estratégico global de turismo de la Unión Europea para potenciar inversiones en inmuebles de patrimonio cultural», como confirma el alcalde, David García, quien no duda en calificar la inversión que se va a destinar antes de acabar el ejercicio a este pueblo como «la más importante de su historia reciente».

El proyecto de renovación que el consistorio ya presentó en Fitur en el año 2016, la primera en la que participó el actual equipo de gobierno, tiene un coste muy superior, en concreto, está valorado en algo más de 734.220 euros. La aportación restante, unos 428.220 euros, según García, será asumida por el presupuesto municipal, «una cantidad que ya consta consignada en el presupuesto del 2018».

A LA ESPERA DE LICITACIÓN / Una vez ya cuentan con el dinero necesario, están «a la espera de que los servicios técnicos aprueben el programa y se pueda sacar la contratación de la obra a licitación pública» lo que, según las previsiones que maneja el alcalde, «podría llevarse a cabo durante las próximas semanas», concreta.

Para esta pedanía de Nules, con apenas dos centenares de habitantes, esta intervención es el paso definitivo para explotar «el verdadero potencial turístico» del único municipio completamente amurallado de la Comunitat Valenciana, como defendió en su visita a Fitur de hace dos años el alcalde pedaneo, Felipe Miralles.

Porque, como explica David García, el fundamento de esta iniciativa pasa por crear «un pavimento único» para todas las calles y para la plaza que están enmarcadas por las murallas, con la eliminación de las aceras y el soterramiento del cableado, que ahora se extiende por las fachadas, incluso cruzando de forma área en diversos puntos.

Pero la renovación de este espacio no se limita solamente a cuestiones estéticas. De forma previa, se están modernizando todas las tuberías de agua y las conexiones con la red general de Nules, lo que se suma a la reurbanización del paseo que une ambas cascos urbanos, ya ejecutado.