Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe

¿Cuánto viven los hombres y mujeres en Castellón?

Ellas viven cinco años más que ellos, según las proyecciones sobre la esperanza de vida

Jubilados durante un paseo

La esperanza de vida en Castellón en el 2034, al nacer, será de 82 años para los hombres y cinco más para las mujeres, 87. La proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE) toma en cuenta otro parámetro y, para quienes ahora tienen 65 años, hacia el 2030, la probabilidad será de vivir 88 años las féminas, y 85, dos menos, el género masculino. Natalia Alpañez, directora de la residencia Orpea Castellón, destaca cómo «en los últimos 50 años la esperanza de vida ha aumentado una década. Contar con una atención sanitaria desarrollada y los avances científicos han contribuido a ello. La calidad de vida de las personas que llegan a la vejez ha mejorado y cada vez vemos a más gente de edad avanzada que puede realizar deporte o incluso actividades cognitivas, como escribir, hacer música o pintura».

El 'edadismo', un prejuicio a combatir

El profesor Alfredo Alfageme Chao, del Departamento de Filosofía y Sociología de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI), señala que «en principio, cualquier persona y de cualquier edad puede realizar cualquier tipo de tarea. No es cuestión de edad, sino de estado de salud y capacidad. Las condiciones de salud y capacidad han mejorado mucho en las últimas décadas». Al respecto, citó que «la Organización Mundial de la Salud ha emprendido recientemente una campaña global para combatir el ‘edadismo’: los prejuicios y estereotipos hacia las personas por su edad y su exclusión de ámbitos sociales, como el trabajo».

La esperanza de vida es distinta en mujeres y hombres. David Navarro/Daniel Tortajada

España, con grandes expectativas

Para el experto de la UJI, "España es de los países del Mundo con más elevada esperanza de vida, por encima de los 80 años, y siendo algo mayor (como ocurre en todos los países) en el caso de las mujeres. Tan solo en el caso de Japón se superan significativamente estas cifras". "Es importante destacar que la esperanza de vida sigue aumentando en los últimos años, aunque, en el último año, se ve ligeramente reducida debido a las muertes por covid-19", relata.

Enfermedades: de infecciosas a degenerativas

En general, a lo largo del último siglo, se ha reducido drásticamente la mortalidad por enfermedades infecciosas, dando paso a un predominio claro, especialmente en las zonas ricas del planeta (como España y Europa), de las enfermedades de tipo degenerativo, según explicó. De cara a un futuro cercano, agregó, "está por ver cuáles van a ser las consecuencias de la medicina genética en cuanto a esperanza de vida (que es un valor medio) y en cuanto a la generación de desigualdades en el acceso a los nuevos tratamientos".

Jubilados practicando deporte en Benicàssim. Mediterráneo

Prospecciones de población

En opinión de Natalia Alpañez, directora de la residencia Orpea en Castellón, "la mayor parte de los estudios sitúan a España entre los países más envejecidos del mundo a mitad de siglo, cuando no el que más. Los españoles tendrán una esperanza de vida de 85,8 años en 2040, lo que convertirá a España en el país con mayor esperanza de vida del mundo, según un estudio de la Universidad de Washington", enfatiza. Asimismo, apunta que "influye el cambio demográfico. Tenemos más de un 19 % de personas mayores de 65 años, lo que hace necesario un cambio de paradigma en el cuidado y atención de este grupo población. Es más, el último informe de proyección 2020-2070 del INE nos dice que la población de más de 65 años pasará del actual 19% a un tercio de la población y la tasa de dependencia en esta franja de edad del 30% a casi el 57%".

Grado de autonomía

En este sentido, puso como ejemplo que en Orpea se ofrece atención especializada a sus residentes acorde a su grado de dependencia. Para ello, cuenta con unidades de vida diferenciadas: unidad dirigida a personas mayores más autónomas, unidad de alta dependencia y unidad Unidad Protegida de Alzhéimer y otras Demencias (UPAD). En estos espacios adaptados, equipos profesionales multidisciplinares especializados en geriatría (enfermeros, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, etc.) se encargan de mejorar la capacidad funcional y retrasar situaciones de dependencia

Compartir el artículo

stats