Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VIOLENCIA MACHISTA

Una víctima de Castellón: "Dijo que yo era su experimento y me amenazaba con matar a mi hijo"

Solicitan 59 años de cárcel para el varón acusado de 15 delitos contra su pareja. El procesado niega los hechos y acusa a la víctima de vengarse con la denuncia

El procesado aún de pie momentos antes de iniciarse la primera sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Castellón.

Una mujer relató este lunes ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón los hechos por los que su entonces pareja afronta la petición de 59 años de prisión, según la calificación del Ministerio Público, por hasta 15 delitos, entre ellos detención ilegal, agresión sexual continuada, lesiones, maltrato habitual, amenazas y coacciones graves, tenencia de armas y contra la integridad moral.

«Dijo que yo era su experimento. Siempre me amenazaba con matar a mi hijo y a mi», afirmó la denunciante en su declaración protegida por un parabán sobre el presunto caso de violencia machista, ocurrido entre noviembre del 2019 y enero del 2020 en Castelló, gran parte en una casa okupa próxima a la avenida del Mar.

La víctima detalló el supuesto control al que era sometida por parte del acusado, en especial, sobre sus genitales para que él comprobara si mantenía relaciones sexuales con terceras personas, así como que «casi todas las noches me ataba de pies y manos y cerraba la puerta para que no me escapara» de la vivienda.

En respuesta a la Fiscalía, la mujer también plasmó ante la sala diversos episodios de agresiones de todo tipo. «Me puso la cara en el fuego y dijo que iba a sacarme los ojos», comentó. De hecho, mantuvo durante el juicio que el varón la tenía retenida en el domicilio, además de impedirle acudir al médico pese a sufrir heridas.

Días más tarde, a bordo de un vehículo, según su versión, el procesado le preguntó «dónde quería morir», por lo que ella optaría por saltar del turismo en marcha junto a la Ciudad de la Justicia de la capital de la Plana, momento en el que intervinieron las fuerzas de seguridad y se judicializó el caso.

La defensa

El acusado, en situación de prisión provisional, optó por contestar a todas las preguntas, negando la práctica totalidad de los hechos denunciados por la víctima. Él defendió que la denuncia responde a un intento de venganza al haberse negado a acudir a casa del exmarido de la mujer para «amenazar» o «matarle» con tal de obligarle a avanzar en el proceso de divorcio.

El juicio proseguirá hoy martes con el análisis de las pruebas periciales, entre ellas los informes de los forenses sobre las heridas señaladas por la víctima.

Compartir el artículo

stats