Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUICIO CON JURADO POPULAR

El fiscal baja a un año la pena por acosar a su ‘ex’ y allanar su casa en Benicàssim

El acusado reconoce los hechos y paga 3.000 € de indemnización a la víctima

El acusado, con jersey a rayas, sentado junto a los abogados y el fiscal del caso.

Me vigilaba, venía a mi trabajo y me esperaba en mi casa. Yo no dormía, vivía en una situación de acoso y miedo constante». Con estas palabras describió ayer una vecina de Benicàssim al calvario al que su expareja la tenía sometida. La Sección Primera de la Audiencia Provincial acogió ayer el juicio con jurado popular por hostigamiento, maltrato, coacciones y allanamiento de morada –uno de los delitos para los que la Ley de Enjuiciamiento Criminal contempla el tribunal del jurado en España--.

El fiscal, que inicialmente solicitaba siete años y nueve meses de cárcel para el procesado, rebajó su petición hasta dejarla en un año de prisión y 122 días de trabajos en beneficio de la comunidad. La sustancial modificación se produjo después de que el hombre reconociera todos los hechos y pidiera perdón. «Tuvimos dos años muy tóxicos porque estábamos muy metidos en la droga y teníamos una relación muy mala», dijo el acusado, quien antes del inicio del juicio consignó 3.000 euros en el banco en concepto de responsabilidad civil para la mujer.

La víctima declaró protegida por un parabán y recordó que, durante meses, estuvo huyendo y evitando ir a su domicilio. «Entró en mi casa en varias ocasiones, me robó dinero e, incluso, las pilas del mando de la televisión. Tuve que cambiar la cerradura y, aún así, volvió a allanar mi casa y me agredió hasta dejarme semiinconsciente. Le pusieron una orden de alejamiento, pero parece que le daba igual», explicó la mujer a preguntas del Ministerio Fiscal.

Las periciales forenses

Las partes renunciaron durante el juicio al resto de las testificales. En el apartado de periciales, fueron llamados a declarar una psicóloga y un trabajador social del Instituto de Medicina Legal de Castellón. Los expertos que reconocieron a la víctima y elaboraron su informe advirtieron sintomatología ansioso-depresiva y de efectos traumáticos en la denunciante, situación que hacía creíble su relato y «compatible con un caso de violencia de género».

La Fiscalía y la defensa solicitan su condena de solo un año por acoso u hostigamiento, malos tratos en el ámbito de la violencia de género, allanamiento de morada y coacciones. La acusación particular, en cambio, mantiene su petición de siete y nueve meses.

El magistrado presidente, Carlos Domínguez, entregará hoy por la mañana el objeto del veredicto al jurado popular. Esto es, las preguntas que deberán responder de forma argumentada para llegar a un veredicto. Todo parece indicar que la deliberación será rápida, ya que con la admisión de los hechos por parte del acusado la sentencia será condenatoria. En las próximas horas se conocerá la decisión del tribunal del jurado.

Compartir el artículo

stats