Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocemfe alerta de que la falta de trabajo afecta a 7 de cada 10

El empleo de personas con diversidad en Castellón mejora sin acabar con la exclusión

Los contratos en la provincia superan los niveles precovid en lo que va de ejercicio. Entidades denuncian discriminación entre miembros del colectivo desde las empresas

Entidades como Cocemfe valoran que la gran mayoría de ofertas son para cubrir puestos con baja cualificación. MEDITERRÁNEO

La recuperación poscovid del mercado laboral también se deja ver ya en la contratación de las personas con diversidad funcional de la provincia de Castellón.

Los últimos datos disponibles del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) del Ministerio de Trabajo, acumulados hasta el mes de octubre del 2021, reflejan que las incorporaciones firmadas superan ya a las del mismo periodo del 2019. Las personas de este colectivo han suscrito un total de 934 contratos en el territorio castellonense en lo que va de año, frente a los 841 del ejercicio anterior al covid. Un crecimiento del 11% entre ambas cifras que se eleva al 45% si se compara con el 2020, marcado especialmente por la pandemia y el confinamiento, pues los contratos cayeron a los 640.

Datos ínfimos

Ahora bien, esta tendencia positiva sigue sin alejar a las personas con discapacidad de la exclusión laboral. Pese a la mejora, sus contratos solo representan el 0,53% del total de la provincia, algo más que el 0,44% que suponían en el 2019, pero todavía en porcentajes ínfimos.

Desde la dirección de Cocemfe Castellón, Samuel Miralles, advierte de que «siempre somos los que más sufrimos cualquier crisis», una afirmación que sustenta en que «siete de cada diez personas con discapacidad no tienen trabajo», aunque valora que «este año hay un cierto repunte en la economía y eso se nota». Y es que, al mismo tiempo, Miralles advierte de la discriminación que existe dentro del propio colectivo.

«Una persona en silla de ruedas tiene mucho más difícil acceder a un puesto de trabajo, algo que se agrava más a las que sufren una discapacidad intelectual y más si cabe a las que padecen una enfermedad mental», explica.

El representante de Cocemfe también valora que se da una doble discriminación entre las mujeres con discapacidad, que al igual que en el mercado laboral global, tienen más problema para acceder a un trabajo.

Las ofertas laborales para las personas con diversidad funcional, aunque son pocas tal y como demuestran los datos del Servicio Público de Empleo Estal (SEPE), reiteran un patrón común en su gran mayoría. Samuel Miralles, de la dirección de Cocemfe Castellón, concreta que de los ofrecimientos realizados desde las empresas a la entidad para contratar a miembros de este colectivo, la gran mayoría están dirigidas a personal que dispongan de una baja cualificación, siendo más limitada la disponibilidad de puestos para tareas más complejas. Según concretan desde Cocemfe, los sectores de actividad que más aparecen en las ofertas realizadas son de limpieza, jardinería o conserjería.

Compartir el artículo

stats