Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOS PROFESIONALES POR CUENTA PROPIA ROZAN LOS 41.400

El trabajo autónomo crece con fuerza en Castellón con 540 negocios en un año

El alza de los costes energéticos y los rebrotes del covid no frenan la actividad emprendedora, que resurge en la provincia. La hostelería y construcción son los sectores más dinámicos aunque el autoempleo se diversifica con nuevos nichos

Dos profesionales por cuenta propia bajan las persianas de sus respectivos establecimientos.

Trabajar por cuenta propia siempre ha sido como circular por un camino lleno de piedras y el 2021 no fue diferente. Y, sin embargo y pese a los rebrotes y al alza histórica de los costes de la energía y las materias primas, ha habido un buen puñado de profesionales a los que nada ni nadie les ha impedido cumplir su sueño: darse de alta como autónomo y abrir las puertas de un nuevo negocio.

Desde enero a noviembre del 2021, un total de 6.762 emprendedores se dieron de alta como autónomos en Castellón. O lo que es lo mismo: una media de 614 al mes, una veintena cada día, según estadísticas del Ministerio de Seguridad Social. Y aunque quienes durante los once primeros meses del año pasado han bajado la persiana ascienden a 6.221, el resultado es que la mejoría económica se ha traducido automáticamente en más negocios. De hecho, la provincia ha ganado en el último año 540 autoempleados, con lo que el ejército de profesionales que cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ya asciende a 41.398. 

Quienes se dedican a asesorar a aquellos que quieren empezar a trabajar por cuenta propia también constatan que el espíritu emprendedor se mantiene. Pilar Querol, coordinadora del servicio de Creación de Empresas de la Cámara de Comercio de Castellón, asegura que interés por abrir un negocio sigue habiendo y no poco. «Hay muchas personas decididas a crear su propia empresa y la pandemia no está frenando sus planes», apunta. Y la mejor prueba de ello se encuentra en el vivero de empresas que la Cámara tiene en Vila-real. «Tenemos 20 despachos disponibles y en estos momentos todos están llenos y eso es un buen termómetro de lo que está ocurriendo en la provincia», subraya la coordinadora de un servicio que la institución cameral ofrece en Vila-real y en las delegaciones de la Vall, Benicarló y Orpesa.

La ayuda de la Cámara

El servicio de Creación de Empresas de la Cámara de Castellón cuenta con dos programas de ayuda al emprendimiento. El primero va dirigido en exclusiva a las mujeres y durante el 2021 ha atendido a 312 féminas y se han dado de alta 59 nuevos negocios, 10 como sociedades limitadas (SL) y 49 como autónomas. El segundo programa se llama España Emprende y ha atendido a 210 personas, dando de alta 37 empresas (20 autónomos y 17 SL). «Son cifras positivas que demuestran que existe interés e ideas nuevas», añade Querol, que describe que el perfil del emprendedor es muy variado. No obstante, la franja de edad más habitual es la que va de los 35 a los 50 años. «Aunque buena parte de los emprendedores lo son por necesidad, porque han perdido su empleo u se encuentran en el paro, también hay muchos que crean su propia empresa porque quieren hacer realidad su sueño», argumenta.

Nichos de negocio

Los nuevos negocios que han surgido en Castellón en los últimos meses son de lo más variopinto y con la crisis del covid el colectivo de autónomos se ha diversificado. Bares y restaurantes siguen dominando el panorama emprendedor (los autónomos de la hostelería han crecido en 83 durante el año pasado, hasta sumar 4.603), pero los autoempleados del comercio están siendo sustituidos por profesionales como fotógrafos, psicólogos, podólogos, asesores de empresas, expertos en redes sociales... «También se han constituido negocios relacionados con el deporte, la salud y las actividades auxiliares de la construcción», dice la responsable de la Cámara. 

La construcción es, de hecho, uno de los sectores que en la provincia acumulan más altas de autónomos. El auge de las reformas explica porqué en el ejercicio pasado el autoempleo en el ladrillo ha aumentado en 164 profesionales, hasta alcanzar los 5.241. Y junto a la construcción, otra actividad de moda es el transporte, que desde que durante el 2021 sumó 64 autónomos. 

Los testimonios

R. Rautenstrauch, G. Barrera, C. Rodríguez, I. Benito y I. Sainz - Innoqubit: «La pandemia ha demostrado que para sobrevivir hay que digitalizarse sí o sí»

Dicen que en todas las crisis surgen grandes oportunidades y Ramón Rautenstrauch, Carlos Rodríguez, Ignacio Sainz de Baranda, Guillermo Barrera e Irene Benito han sabido aprovechar que la pandemia, que tan duramente ha golpeado las empresas, ha demostrado que la transformación digital es clave para sobrevivir. El pasado octubre estos cinco emprendedores crearon InnoQubit, una empresa que nació para cubrir esta necesidad de las empresas que necesitan adaptarse y ser competitivas en este paradigma cada vez más digital. «Ayudamos a pymes y grandes empresas a digitalizarse y, para ello, creamos software empresarial como soluciones integrables con los principales ERPs», apuntan los integrantes de una empresa que tiene su sede en Espaitec, el parque científico de la UJI.

Innoqubit nació el pasado mes de octubre y tiene su sede en Espaitec. MEDITERRÁNEO

InnoQubit tiene menos de tres meses de vida, pero ya piensa en ampliar plantilla «Estamos en proceso de pleno crecimiento», explican en una firma que quiere democratizar el acceso a la computación cuántica. 

Vicenç Balaguer Ruiz-Cornejo - Ingenieria de gestión: «Tras años en la empresa privada vi que había mercado y decidí trabajar por mi cuenta»

Después de años trabajando como ingeniero y dirigiendo operaciones en empresas multinacionales, Vicenç Balaguer decidió establecerse por su cuenta. «La mayoría de las pequeñas y medianas empresas no tienen capacidad para tener en plantilla a un director de operaciones, así que vi que había nicho de mercado y decidí establecerme por mi cuenta» explica este emprendedor de Vila-real.

Vicenç Balaguer colabora con otros profesionales autónomos. MEDITERRÁNEO

Vicenç ofrece un servicio de dirección de operaciones a tiempo parcial, y gracias a él las empresas conocen y gestionan sus costes reales frente a la producción real de sus operaciones. «El principal objetivo es profesionalizar las pymes garantizando en sus respectivos sectores la cantidad, calidad y viabilidad de sus operaciones en el tiempo y permitiéndoles crecer ordenadamente», apunta este emprendedor que se ha establecido en el vivero de empresas que la Cámara de Comercio tiene en Vila-real. Y entre sus clientes destacan empresas como carpinterías, talleres, despachos de abogados o arquitectos.

Compartir el artículo

stats