La cadena de supermercados Consum, con amplia implantación en Castellón, ha decidido limitar la venta de leche, tanto de de vaca como de origen vegetal, a sus clientes. Los problemas de abastecimiento debido a las jornadas de huelga y protestas de los transportistas ha obligado a la cadena a tomar esta decisión para evitar un posible desabastecimiento.

En concreto, Consum limita la venta de leche a solo seis bricks por cliente y día, tanto en las compras que se realizan de forma presencial como a las que se efectúan online. En este caso, los clientes pueden comprar al día seis bricks en los supermercados y otros seis en la web, ya que se trata de dos operaciones diferentes.

Consum advierte en su web de la limitación de venta de leche online

No es el primer alimento que la cadena valenciana limita a sus clientes, ya que tras el estallido de la guerra en Ucrania se vio obligada a restringir a una botella de aceite de girasol por cliente y día, ante el gran aumento de la demanda de los consumidores por miedo a un posible desabastecimiento o a una importante subida de precios.

La venta de aceite de girasol también está limitada

La venta de aceite de girasol también está limitada

Ahora, al aumento de la demanda se suman los problemas de distribución de la leche por las protestas de los camioneros ante el aumento del precio de los carburantes, una parada de actividad que ha motivado problemas que se ven reflejados en las estanterías de tiendas y supermercados, semivacías en algunos productos como en este caso los lácteos.

La medida de restringir la venta de leche a solo seis bricks por cliente y día se ha tomado en los más de 800 supermercados de Consum en siete comunidades autónomas de toda España, incluidas las tiendas Charter.