Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

chupinazo a nueve días de celebración

Castellonenses en San Fermín

Corredores de la provincia se preparan para vivir las fiestas de Pamplona con «ilusión» y «ganas» tras dos años de pandemia

El reconocido fotógrafo castellonense de los encierros Ricardo Badenes ya está en Pamplona. Mediterráneo

Hay ganas, ilusión y entusiasmo a partes igual para volver a vivir una fiesta “sin igual”, que los aficionados taurinos califican como “un sentimiento”. Tras dos años de pandemia, la ciudad de Pamplona se vuelve a teñir de blanco y rojo con los sanfermines para dar el pistoletazo de salida a San Fermín, nueve días de fiesta ininterrumpida en la que los tradicionales encierros son los grandes protagonistas.

Esta Fiesta de Interés Turístico Internacional acoge a miles de personas llegados de todos los rincones del mundo con una amplia representación de castellonenses. Y es que el hecho de que Castellón sea la provincia de España donde más festejos de bous al carrer se exhiben conlleva una importante representación de buenos y experimentados corredores.

Los más madrugadores ya están en la capital navarra. Es el caso del borriolense Kike Escrig que intenta todos los años no perderse la cita. “Ahora ya no corro los encierros, pero estas fiestas son para vivirlas por el ambiente, los toros, la emoción que se respira y la gente acogedora”, señala.

Emoción y adrenalina

Llegando estaba ayer Nacho Marín de Castelló. “Llevo 22 años subiendo, porque los encierros son pura emoción, enganchan, es complicado definir lo que se vive”, asegura.

De los primeros en aterrizar en Pamplona ha sido Ricardo Badenes, vecino de Atzeneta, un apasionado de la fotografía que este año volverá a recoger un galardón y ya van cinco por sus vibrantes imágenes de los encierros. “Vine por primera vez con 18 años en 1977 e hice un parón, pero desde el 2004 no fallo”, explica Badenes, al tiempo que remarca que para él San Fermín es “un sentimiento” heredado de su padres que era un gran entusiasta de la fiesta. “Vengo a fotografiar y a disfrutar”, remarca.

El corredor más veterano

Haciendo las maletas para marcharse a Pamplona está el que es, sin duda, el corredor de sanfermines más veterano de la provincia, Alberto Guillamón. A sus 66 años lleva 45 de ellos fiel a su cita “porque me veo bien” para seguir corriendo, asegura al tiempo que insiste en que estas fiestas son “únicas”. “Estos dos años pandemia hemos echado mucho de menos los encierros, la gente tiene muchas ganas”, afirma, al tiempo que reconoce que, en las últimas décadas, San Fermín ha cambiado mucho, aunque mantiene su esencia. Guillamón, quien ha sufrido varias cogidas en Pamplona, aconseja a los corredores nuevos que vayan probando, pero poco a poco y sabiendo el peligro que se corre.

También ultimando los preparativos está el corredor de Almassora Juan Luis Marín. “Hay gran ilusión por correr después de dos años, llevo 33 años haciéndolo”, asegura al tiempo que destaca que estos son los “mejores encierros del mundo, porque no hay ninguno como estos”. “El ambiente y el momento de estar en el recorrido es emocionante es como si fuera un campeonato del mundo”, señala.

Compartir el artículo

stats