Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer paso se materializará este mismo año

Castellón lidera el hidrógeno verde para la descarbonización industrial

bp e Iberdrola se unen para impulsar su producción en la refinería de Castelló. Captarán fondos europeos para el plan que facilitará reducir emisiones al azulejo

La refinería de Castelló será clave en el proceso de generación de hidrógeno verde para la industria. MEDITERRÁNEO

Castellón será el epicentro del desarrollo del hidrógeno verde. Las compañías energéticas bp e Iberdrola suscribieron este jueves una alianza estratégica para acelerar la transición energética y, en concreto, los proyectos relacionados con la producción de este combustible clave para la descarbonización de la industria y, por ende, del sector del azulejo.

Ambas firmas desarrollarán un centro de generación de hidrógeno verde en la refinería de Castelló de bp a través de la constitución de un contrato de colaboración empresarial, conocido como joint venture, que estará listo a finales de este mismo año, siempre que se cumplan los plazos para la obtención de las autorizaciones regulatorias necesarias, tal y como informaron fuentes de las dos compañías implicadas. Ahora bien, el resto de cifras y plazos se conocerán próximamente.

El proyecto castellonense será referente en materia de hidrógeno verde, pues bp e Iberdrola, junto con el Instituto Tecnológico de la Energía, lo han presentado ya a la convocatoria de Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) con el fin de captar fondos de la Unión Europea para favorecer su materialización.

Epicentro

Según pudo saber este periódico, desde bp trasladaron ayer al president, Ximo Puig, la suscripción de este acuerdo que convertirá a la provincia de Castellón en el epicentro del desarrollo de este combustible más sostenible. Y es que, a partir de aquí, el objetivo de las mercantiles pasa por desarrollar conjuntamente centros de producción de hidrógeno, así como sus derivados como el amoníaco verde y metanol, en otros puntos de España, Portugal y Reino Unido, con una capacidad de hasta 600.000 toneladas al año y potencialidad de exportar a territorios del norte de Europa.

La colaboración entre las empresas busca aunar la experiencia de Iberdrola como líder en el desarrollo de energías renovables con la experiencia de bp en sistemas de gas y procesos, así como la cartera de clientes de ambas.

El consejero delegado de bp, Bernard Looney, apuntó que «el desarrollo de las soluciones energéticas de bajas emisiones de carbono que demandan nuestros clientes requiere de la integración de diferentes tecnologías, capacidades y forma de energía». Una meta que, según señaló el dirigente, se alcanzará «más rápidamente y a gran escala trabajando en colaboración con otros».

Mientras, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, añadió que con el acuerdo «avanzamos en la descarbonización y la autosuficiencia energética en sectores clave de nuestra economía, como es el de la industria».

Beneficiarios

De hecho, el clúster cerámico, el sector de referencia en la provincia, será el principal beneficiario de la producción en suelo castellonense de hidrógeno verde. En primer lugar, por suponer un impulso a su descarbonización y la reducción de emisiones, al recurrir a una energía más limpia para llevar a cabo sus diferentes procesos productivos.

No obstante, en un escenario como el actual, el principal beneficio que aportará consiste en reducir la dependencia con el gas natural, cuyo precio del megavatio hora ha superado ya la barrera de los 200 euros, frente a los 22,90 a los que cotizaba hace un año, lo que provocará paros en el sector, tal y como recogió ayer este diario. Un dato al que se suma la reducción del consumo desde Europa, que para España será del 7%, como una consecuencia más entre muchas otras de la guerra provocada por Rusia en Ucrania. Cabe mencionar además el giro radical que han sufrido las relaciones diplomáticas con Argelia, de donde procede gas natural a través de gasoductos, uno interrumpido.

Fuentes de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) valoraron tras conocerse la unión de bp e Iberdrola que todos los esfuerzos que se pongan en marcha relacionados con el hidrógeno verde y la descarbonización resultan «positivos». 

Los planes

Más allá de la producción de hidrógeno verde, bp mantiene a las instalaciones de la capital de la Plana dentro de su proceso de transformaciones para convertir la refinería en el que ha bautizado como clean energy hub y que consiste en una infraestructura capaz de producir energía limpia y suministrarla a industrias de la zona como la cerámica. 

Todos estos mandatos se enmarcan en la estrategia de la Unión Europea que establece la reducción del 55% de las emisiones del 1990 para el año 2030, así como alcanzar la neutralidad climática para el 2050, si bien existen diferentes agentes que han mostrado sus diferencias con este planteamiento y solicitado una flexibilización de los plazos al requerir el desarrollo de la tecnología necesaria y ante el escenario socioeconómico actual.  

Compartir el artículo

stats