Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

25.000 autónomos de Castellón pagarán menos a partir de enero

Seis de cada diez autoempleados abonarán una cuota inferior a los 294 euros cuando entre en vigor el nuevo sistema de cotización

Unos 25.000 autoempleados de Castellón pagarán menos cuando entre en vigor en enero el nuevo sistema de cotización. MEDITERRÁNEO

Pertenecen a uno de los colectivos que vive permanentemente en la cuerda floja. La pandemia primero, y los altos costes de la energía después, han dejado casi sin respiración a buena parte de los 41.738 autónomos de Castellón. Y en apenas cinco meses van a tener que enfrentarse a un cambio radical en su sistema de cotización. El 1 de enero del 2023 se pondrá fin a la libre elección de cotización independientemente de los ingresos, un sistema vigente desde hace 40 años y que ha llevado a que ocho de cada diez autoempleados de Castellón pagaran lo mínimo que exige la ley. A partir de esa fecha, y en un proceso gradual, cotizarán en función de sus rendimientos netos y las principales organizaciones de autónomos estiman que algo más de 25.000 de los casi 42.000 trabajadores por cuenta propia de la provincia pagarán menos que ahora.  

El Congreso de los Diputados convalidó este jueves con un amplio apoyo el Real Decreto-ley 13/2022, de 26 de julio, por el que se establece un nuevo sistema de cotización para los autónomos y se mejora su protección por cese de actividad. Con el nuevo sistema el colectivo pagará en función de lo que gana (como ya sucede con los asalariados) y, para ello se ha acordado un sistema con 15 tramos de ganancias declaradas que se corresponderán con una determinada cuota. Las de 2023 irán desde los 230 euros hasta los 500 euros y variarán hasta 2025, en función de los rendimientos netos declarados de los autoempleados.

Aunque la reforma conllevará cambios importantes, las principales organizaciones del sector han lanzado un mensaje de tranquilidad. «Se trata de un sistema que mejora las prestaciones de los autónomos, un sistema en el que el profesional que tenga un rendimiento neto por debajo de los 20.400 euros va a pagar menos o en todo caso va a pagar lo mismo que ahora», explican desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). E insiste en que el rendimiento neto declarado de los autónomos no llega a 16.000 euros y esta reforma ha establecido el tope para pagar más en 20.400 euros al año para las personas físicas y en casi 27.000 euros para los autónomos societarios, que son aquellos que cotizan en el RETA y forman parte de una sociedad mercantil. En Castellón, este último colectivo está formado por más de 16.000 trabajadores.  

¿Quién tendrá que pagar más?

Los datos que manejan tanto ATA como la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (Upta) revelan que, en los próximos tres años, seis de cada diez profesionales (unos 25.0000 en la provincia) van a pagar una cuota inferior a la mínima actual (establecida en 294 euros en 2022). A este grupo le seguirá otro formado por otros 7.500 autoempleados de la provincia (el 18%) que van a abonar lo mismo. Finalmente, otros 8.500 van a pagar un poco más. «Es cierto que un 20% del colectivo tendrá que abonar una cuota superior a la de ahora, pero supone mucho menos dinero que el que se proponía al inicio de las negociaciones, prácticamente la mitad o incluso una tercera parte de aquel inicio», aclaran desde ATA.

Upta también está más que satisfecha con el nuevo sistema. «Esta es la gran reforma que quedaba pendiente en materia de protección social y esta legislatura pasará a la historia por el cambio de modelo de cotización de nuestro colectivo», describen. 

Las nuevas cuotas forman parte solo de una primera fase del nuevo modelo. El Gobierno y los agentes sociales deberán pactar una nueva senda de tarifas para el periodo 2026-2031 y el objetivo es, progresivamente, que el nuevo sistema contribuya a ir reduciendo la diferencia entre las pensiones de autónomos y asalariados. En Castellón, y según los datos de la Seguridad Social del mes de julio, un jubilado autónomo cobra de media 396 euros menos al mes que un asalariado. Así, los primeros perciben 826 euros de promedio. Los segundos, 1.222 euros. 

Compartir el artículo

stats