2 Billetes de AVE Gratis El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un técnico del incendio de Bejís: «Nunca se contempló que alcanzara las vías»

El informe de la Guardia Civil de Burriana incluye la declaración de dos directores del puesto avanzado del fuego, ambos bomberos de la Diputación de Castellón

La Guardia Civil vigila la evacuación del tren afectado por el incidente, en la estación de Caudiel. ANDREU ESTEBAN

Uno de los técnicos responsables de diseñar el perímetro del incendio de Bejís declarado el pasado 15 de agosto que afectó a un tren de media distancia València-Zaragoza con 48 pasajeros declaró a la Guardia Civil que «nunca se contempló la posibilidad de que el incendio alcanzase la zona de vías afectadas», según consta en el atestado realizado por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Burriana, aportado a la investigación abierta por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Segorbe. La causa se abrió el 10 de octubre de 2022 por los delitos de lesiones y daños a los pasajeros del tren que sufrieron quemaduras.

Los agentes han realizado un minucioso atestado en el que analizan las «actuaciones relacionadas con la emergencia del incendio forestal, las actuaciones relacionadas con el tren que resultó afectado en el incendio y las consecuencias para las personas que formaban parte del pasaje del tren afectado y que resultaron heridas tras el incidente».

Entre las personas a las que se ha tomado declaración se encuentran dos de los directores del puesto de mando avanzado, ambos bomberos del Consorcio de la Diputación de Castellón, que dirigieron el operativo de extinción. El primero, que estuvo desde las 6 hasta las 19.30 horas del 16 de agosto (el segundo día del incendio, cuando se produjo el incidente del tren) declaró a la Guardia Civil que ese día «se establecieron tres sectores de zonas afectadas por el incendio, con el fin de garantizar la operatividad de los medios empleados durante la extinción, que pueden cambiar en función de la evolución del incendio y el perímetro del mismo». Este primer jefe del puesto de mando quien declara que «el tramo de las vías férreas que se vio afectado por el incendio y que motivó la parada del tren de pasajeros, no formaba parte de ninguno de los sectores establecidos» a las 9 de la mañana. A esa hora el fuego se encontraba a «cinco kilómetros del perímetro del incendio, por lo que en ningún momento formaron parte del escenario de intervención del incendio». 

También añadió que «las vías férreas se vieron afectadas a consecuencia del inusual desarrollo y evolución del incendio, fuera de toda capacidad de extinción, ese fenómeno sorpresivo que se originó, está fuera de todas las capacidades para predecir el comportamiento del fuego». El puesto de mando avanzado decidió evacuar las poblaciones de Bejís, Torás y Teresa pero «en función de cuantas variables influyeron esa tarde [del 16 de agosto] en la evolución y propagación del incendio, no se adoptaron medidas de protección con las que garantizar la seguridad de las vías férreas», señala la Guardia Civil. Y apostilla: «Debió preverse la posible afección de la misma precisamente atendiendo a la evolución explosiva del fuego». El segundo director del puesto de mando que relevó al anterior confirmó que «no recibió ninguna novedad sobre la afección de la vía férrea o la autovía A-23». La Guardia Civil confirma en su atestado que «el tramo de la vía férrea donde se vio afectado por el incendio el tren no estuvo incluido en ninguno de los sectores del incendio hasta después del incidente». 

El técnico de Vaersa encargado de delimitar el perímetro del incendio confirmó que el 16 de agosto, a las 8.30 horas, el fuego afectaba a 670 hectáreas, que aumentaron a 3.798 a las 18.30 horas y las 5.043 a las 20 horas. A las 14 horas se hizo un vuelo para determinar la extensión del fuego pero «debido a la cantidad de humo» fue preciso recurrir a otras fuentes para poder establecer el perímetro. No obstante, la Guardia Civil destaca que «la diferencia de hectáreas afectadas [a las 14 horas] respecto a las 9 horas no era demasiado grande». El infierno llegó después. El fuego, según la Guardia Civil. tuvo «una propagación superior a 500 hectáreas por hora, pudiendo llegar en algún momento a superar las mil hectáreas por hora».

Compartir el artículo

stats