Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quinto centenario

El barco que cambió el mundo brilla en Castelló

Una réplica de la emblemática Nao Victoria gobierna el puerto en Escala a Castelló

Esta es una de las cuatro embarcaciones que se pueden visitar estos días en el evento. Gabriel Utiel

Apenas 18 hombres, con Juan Sebastián Elcano al frente, llegaron de regreso a Sanlúcar de Barrameda tras completar la primera vuelta al mundo. Era el 6 de septiembre de 1522, tres años después de la partida de la accidentada expedición, que se inició con 239 personas. Los heroicos supervivientes iban en la Nao Victoria, protagonista de la que está considerada como la mayor hazaña marítima de todos los tiempos. Una réplica fiel de aquella embarcación, una de las más famosas de la Historia, se puede visitar estos días en el puerto del Grau, en el marco del evento Escala a Castelló.

La arriesgada operación la financió la Corona Española en el siglo XVI. La Nao Victoria partió junto a otras cuatro embarcaciones, rumbo al actual continente americano por el Atlántico, con el objetivo de abrir una nueva ruta comercial de las especias por occidente. El jefe de la expedición era Fernando Magallanes y el primer capitán de la Victoria fue Luis de Mendoza.

19

Las mejores imágenes de Escala a Castelló Gabriel Utiel

En la travesía no faltaron las insurrecciones, los motines y las penurias. El hambre fue protagonista, con la enfermedad de la mano. En el Pacífico, sin hallar tierra en tres meses, los hombres comían cuero y serrín, y se pagaban fortunas por una rata. Magallanes falleció ya en 1921, tras haber superado el estrecho al que dio su nombre. Murió en la batalla de la isla de Mactán, combatiendo contra los indígenas. 

Elcano, que había sido puesto al frente de la Victoria en 1921, atravesó de vuelta el océano Índico y completó la primera circunnavegación del globo. La aventura confirmó que la Tierra es esférica y descubrió la existencia de un gran océano entre América y Asia. Supuso, además, la apertura de un gran sistema de intercambio comercial entre continentes. El mundo ya no volvió a ser el mismo.

Cinco siglos después, los castellonenses pueden visitar una réplica de la Nao Victoria gracias a Escala a Castelló, que celebra hasta el martes su cuarta edición. Sentir el crujido de la madera en el barco e imaginar la vida de aquellos hombres en la inmensidad del océano, bajo los mástiles y las velas. Además, el puerto alberga la réplica del Galeón Andalucía, el pailebote Pascual Flores y la goleta Cervantes.  

ÉXITO DE LAS CONFERENCIAS

Dos conferencias culminaron ayer con éxito el ciclo Escala a Mediterráneo, que se ha desarrollado durante el fin de semana en el Edificio Moruno del Grau, enriqueciendo con la divulgación científica e histórica el evento turístico de Escala a Castelló. El ciclo ha contado con el apoyo continuo del consistorio, encabezado por la alcaldesa de la capital de la Plana, Amparo Marco, y la edila de Turismo, Pilar Escuder.

En concreto, en la última jornada de ayer domingo se llevó a cabo la charla de la catedrática de Historia Moderna Soledad Gómez sobre El Mediterráneo en la política internacional de Felipe II, y también la del catedrático de Historia Medieval José Luis Corral, con El Conquistador y la expansión mediterránea de la Corona de Aragón. Con anterioridad, el ciclo se abrió el viernes con la doctora en Historia Isabel Margarit, que abordó Las galeras en el Mediterráneo. Su papel en Lepanto. Le siguió el profesor de Filología Inglesa y escritor Santiago Posteguillo, con su intervención titulada Mare Nostrum, de las trirremes romanas a los yates de Calígula.

El sábado fue el turno del doctor en Historia Moderna y escritor José Calvo, con una charla sobre Juan Sebastián Elcano y la primera vuelta al mundo. También se celebró en el ciclo la conferencia del egiptólogo Nacho Ares, con Egipto y las relaciones internacionales en el Mediterráneo. 


Compartir el artículo

stats