Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA SESIÓN MUNICIPAL HA PROPUESTO LOS DÍAS 21 DE MARZO Y 29 DE JUNIO COMO FESTIVOS LOCALES

El pleno de Castelló aprueba la bajada y eliminación de tres tasas e impuestos

La corporación da luz verde a solicitar a Renfe las inversiones necesarias para garantizar un servicio ferroviario y unos Cercanías dignos

Momento de la intervención del concejal de Hacienda, Davadi Donate, en el pleno de este jueves. ERIK PRADAS

El pleno del Ayuntamiento de Castelló, en cuyo comienzo las autoridades y los asistentes han guardado un minuto de silencio por las víctimas del covid-19, ha dado este jueves luz verde a la rebaja del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) del 3,25 al 3, lo que supone la tercera disminución desde el 2015; a la supresión, hasta junio del 2022, de la tasa de apertura de establecimientos y a la eliminación de la tasa de fotocopias en el Ayuntamiento de Castelló, todas con vigencia al 1 de enero del próximo año. Este reajuste fiscal ha sido aprobado por mayoría del equipo de gobierno (PSOE, Compromís y Podemos), si bien la oposición se ha abstenido o ha votado a favor, en función del impuesto o tasa.

Además, la corporación ha aprobado un aumento de las tasas del nuevo cementerio según el IPC (suben un 2,7%) que la concejala de Cementerios, Isabel Granero, ha defendido como una actualización de la tasa, un ajuste que se seguirá haciendo "hasta el 2053, que es cuando finaliza la concesión que hizo el PP ya que la corporación tiene el 49% de esta, frente al 51% del sector privado".

En cuanto a la actualización de tasas e impuestos, que cuentan con los informes favorables del Tribunal Económico Administrativo del Ayuntamiento, al secretaría general y el área económica del consistorio de la Plana, el concejal de Hacienda, David Donate, ha defendido esta adaptación de las ordenanzas al contexto de "rehabilitación postcovid" y ha recordado que de los 35 millones que el PP afirma que le han sobrado al gobierno local este año, 25 son de inversiones que no se pueden invertir en gasto corriente "y que incorporaremos al año siguiente". "El resto es remanente", ha afirmado. "Esta bajada refleja la apuesta firme del gobierno local por las políticas de apoyo al ciudadano", ha proseguido Donate, quien ha recordado que estas disminuciones "que se han ido realizando a lo largo de los seis años han venido también acompañadas por políticas de empleo y en inversiones para seguir transformando Castelló". "Nunca nos encontrarán para hacer una bajada de impuestos generalizada que incrementen las desigualdades", ha dicho Donate dirigiéndose a la bancada del PP. "Ustedes vuelven con la película del populismo fiscal de la derecha y esa película acaban cuando terminan recortando servicios para el ciudadano", ha afirmado.

"Ridícula modificación"

Por su parte, el concejal del PP Juan Carlos Redondo ha acusado al PSOE de "desperdiciar una oportunidad de oro para bajar los impuestos porque han sobrado 35 millones de euros". "No crujen con la subida de impuestos y ante este panorama desolador lo que hacen es traer una mera ridícula modificación de ordenanzas fiscales que supondrán un ahorro de solamente 200.000 euros", ha dicho Redondo, tras tildar esta iniciativa de "tomadura de pelo o de un insulto a la inteligencia de los castellonenses". El PP ha propuesta una batería de propuestas que supondrían bajar los impuestos 9,7 millones de euros y "eso, sí se puede". Tanto Redondo como el portavoz de Vox, Luciano Ferrer, han concluido que donde está mejor el dinero es en los bolsillos de los castellonenses. Ferrer también ha tildado de "escasa esta bajada de impuestos porque el Ayuntamiento debería adaptarla a la capacidad económica de los vecinos porque se sigue asfixiándolos".

Sobre esta cuestión, ha intervenido al alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, y ha invitado al PP a presentar enmiendas al presupuesto por valor de esos 9,7 millones de euros y le ha pedido a los populares de dónde quitar y poner para ajustarlo con esos 9,7 millones.

Estas ordenanzas se someterán a exposición público durante 30 días para las personas que quieran presentar alegaciones.

Festivos locales y Cercanías

Por otra parte, la corporación municipal ha aprobado proponer a la Conselleria de Comercio los días 21 de marzo (lunes de Magdalena) y 29 de junio (Sant Pere) como festivos locales, ha aprobado el Plan Local de Prevención de Incendios Forestales del Castelló para 15 años y revisable cada cinco, así como las declaraciones institucionales aprobadas por unanimidad para mostrar la solidaridad de Castelló con la isla de la Palma y la de solicitar a ADIF y Renfe las inversiones necesarias que garanticen el servicio ferroviario digno en la ciudad y las comarcas de Castellón.

Nueva concejala

Al inicio del pleno, la nueva concejala de Ciudadanos, Mari Cielo Leiros, ha prometido el cargo en presencia de la corporación y la alcaldesa le ha dado la bienvenida. "La ha animado a trabajar por la ciudad de Castelló como hacemos todos los concejales", ha dicho. Leiros sustituye a Alejandro Marín-Buck, quien dejó su cargo en el consistorio por motivos profesionales y laborales.

La nueva concejala de Ciudadanos, Mari Cielos Leiros, en el momento de prometer el cargo de edila. ERIK PRADAS

Retén de bomberos en el Grau y polémica por «acoso» 

Si bien la sesión plenaria transcurrió con cierta normalidad, fue en el turno de ruegos y preguntas donde más se caldeó el ambiente en el salón de plenos. Una sesión donde, por primera vez tras la pandemia, pudieron asistir los medios de comunicación de forma presencial y con medidas de seguridad.

El episodio de «acoso» que vivieron tanto la concejala de Feminismos y LGTBI, Verònica Ruiz, como el edil de Movilidad, Jorge Ribes, el pasado martes cuando se les acercaron dos personas (una de ellas con una cámara) para preguntarles sobre la polémica de los libros LGTBI, enfrentó a ambos ediles con el grupo municipal del PP. Ribes aseguró estar «sorprendido porque jalean a periodistas de extrema derecha que acosan a concejales del equipo de gobierno». A esta afirmación contestó la portavoz del PP, Begoña Carrasco, quien sentenció: «Sufrir acoso es levantarse por la mañana y ver un cartel en la puerta de tu casa con un lazo amarillo y la frase ‘puta facha’». Sobre esta cuestión, al edil Ruiz lamentó dicha situación y le espetó: «Gente de su ejecutiva local y representantes de Abogados Cristianos jaleaban también a estas personas». «No voy a ser altavoz de ultras ni de fascistas porque me decían barbaridades por la calle que son falsas», dijo.

Por otra parte, el PP reclamó un retén de bomberos para el Grau y que el gobierno local aseguró estar buscando fórmulas. Los populares también pidieron explicaciones sobre el cierre de la carpa del Oktoberfest.

Compartir el artículo

stats