ENTREVISTA A LA ALCALDESA DE CASTELLÓ

Carrasco: «Trabajamos para comprar el Cine Rex»

La alcaldesa anuncia que el presupuesto de la capital para 2024 superará la cifra inédita de 200 millones  

Begoña Carrasco, alcaldesa de Castelló.

Begoña Carrasco, alcaldesa de Castelló. / FERNANDO BUSTAMANTE

Paloma Aguilar

Paloma Aguilar

El Ayuntamiento de Castelló está a punto de cerrar el presupuesto del 2024. ¿A cuánto ascenderán las cuentas municipales para el próximo año? ¿Cómo lo definiría?

Llevamos muchas semanas trabajando en equipo, en clave interna, para presentar a los castellonenses las mejores cuentas posibles. Muy pronto estaremos en disposición de presentarlas. Sí, cumpliremos con nuestro compromiso y nuestra responsabilidad y empezaremos el año con las cuentas del gobierno del cambio. Hemos venido a cambiar las cosas, a cumplir lo que nos han pedido los castellonenses, y el presupuesto será un reflejo de todo eso. Vamos a superar los 200 millones de euros, una cantidad muy importante, y vamos a cumplir compromisos como bajar los impuestos o apostar por lo que de verdad piden y necesitan los castellonenses: más seguridad, más limpieza, más apuesta por la creación de empleo y la captación de inversiones… o a priorizar las obras necesarias.

¿Cuáles serán las inversiones más importantes que figurarán en este documento económico para la ciudad?

Soy una mujer de palabra. Yo me presenté a dirigir esta ciudad con un proyecto muy claro y definido, y lo voy a llevar a cabo. Hay tres proyectos que para mí son vitales en esta legislatura: la reforma del Mercado Central, para que sea un referente de productos de proximidad pero también un foco de dinamización turística y gastronómica; la creación de la manzana albinegra y la reforma del Castalia, con un convenio que hay que revisar y en el que ya estamos trabajando con el club, porque este año sí vamos a ascender; y un plan de renaturalización de la ciudad, porque queremos que Castellón sea más verde. Hay más cosas que pronto desvelaremos, pero estas tres iniciativas van a estar recogidas. ¡Nuestra hoja de ruta está en marcha!

¿Y las mejoras para la ciudadanía desde el punto de vista social? Es decir, ¿qué medidas implementará que supongan una mejora directa e inmediata en la calidad de vida de los castellonenses?

Todo el presupuesto está pensado en mayor o menor medida en mejorar la vida de los castellonenses. A diferencia de la anterior etapa, yo he venido aquí a ser la alcaldesa de todos, porque mi objetivo es construir el Castellón de todos. Hemos sacado la ideología, los proyectos caprichosos que nadie ha pedido y que en nada han mejorado la calidad de vida de los castellonenses, como la avenida Lidón o la plaza La Paz, y nos vamos a centrar en ayudar a las familias, en trabajar por generar puestos de trabajo, en retener el talento de nuestros jóvenes, en ser un polo de atracción de inversiones o en abrirnos al mundo para que nos conozcan, porque vivimos en la millor terreta del món y eso hemos de explotarlo. ¿Una medida? La bajada de impuestos. Dijimos que bajaríamos los impuestos y en el primer presupuesto ya vamos a dejar en el bolsillo de todos los castellonenses cerca de 4 millones.

Uno de los objetivos del actual equipo de gobierno es dinamizar el centro de Castelló. ¿Tiene usted algún proyecto estrella para llevar a cabo esta propuesta durante este mandato?

Mi prioridad es que Castellón vuelva a recuperar y a ejercer la capitalidad que en los últimos años ha perdido. Nuestra ciudad se ha ido apagando en los últimos años, se ha hecho pequeñita, los pueblos han dejado de venir a visitarnos y hemos visto cómo los grandes proyectos empresariales han pasado de largo en nuestra ciudad porque el anterior gobierno local los tenía demonizados. Todo eso queremos cambiarlo. Y dentro de esto, estamos trabajando para que la gente vuelva a visitarnos, a comprar, a pasear, a divertirse, a disfrutar de nuestra gastronomía. Recuperar el centro es una auténtica obsesión. Queremos un Castellón lleno de vida. La imagen de la plaza Mayor abarrotada viendo al CD Castellón el pasado domingo fue antológica. Vamos a seguir por ese camino. 

Y ya le anuncio que estamos trabajando en la adquisición del antiguo Cine Rex. Estamos en conversaciones muy avanzadas con la propiedad para recuperar este espacio que forma parte de la memoria sentimental de la ciudad para transformarlo en un espacio cultural y social renovado y emblemático. El objetivo es volverlo a poner a disposición de la ciudadanía, porque la falta de espacios de estas características es muy grande en Castellón. Es una oportunidad única que en las últimas semanas acapara buena parte de nuestro trabajo. La operación está muy avanzada. Esperamos que llegue a buen puerto, porque estamos convencidos de que será buena para el conjunto de la ciudad. Cruzo los dedos. ¡Por nuestra parte no quedará!

¿Qué idea le da usted a Mazón para compartir los edificios de Correos y Borrull?

Pues la idea ya la tiene sobre su mesa. Son asuntos que he despachado con el presidente Mazón personalmente, y con gente de su equipo, caso de la consellera Ruth Merino. Mi intención es que el Ayuntamiento de Castellón pueda disponer de una parte del espacio del nuevo edificio de Borrull para trasladar allí los servicios sociales municipales, de manera que se concentren en un mismo edificio los servicios de la Generalitat Valenciana y del consistorio, para facilitar la atención y los trámites a los ciudadanos. Y en el caso de Correos, pensamos que podría ser un buen lugar para instalar allí el Museo de la Fiesta de Castellón. Es un recinto emblemático y muy céntrico, que también podría tener espacio para salas de exposiciones, salas de reuniones… No tiene sentido que albergue despachos, como pretendía Ximo Puig. Son dos propuestas en las trabajamos y confiamos en llegar a un acuerdo satisfactorio.