Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El objetivo era limpiar el paraje natural y evitar incendios

El Consell retira el plan piloto con burros del Desert de les Palmes porque «no funcionaba»

Una vecina de Cabanes denunció el estado de desnutrición de uno de los mamíferos incluidos en el proyecto, iniciado en agosto

Imagen con la que una vecina de Cabanes denunció el estado de desnutrición de uno de los burros incluido en el proyecto.

Final abrupto y con fiasco de los burros para evitar incendios en el parque natural del Desert de les Palmes, tras su puesta en marcha en agosto. Poco más de dos meses después, la iniciativa se ha paralizado «al no cumplir los objetivos marcados», señalan fuentes de la Conselleria de Agricultura, y Desarrollo Rural, promotores de la idea.

Desde el gabinete autonómico remarcan que «no ha funcionado como estaba previsto» y, a esto, hay que sumar un supuesto caso de maltrato animal, puesto que la retirada de los asnos ha coincidido con la denuncia pública de una vecina de Cabanes a través de las redes sociales, en la que advertía del mal estado de uno de los burros, adjuntando una imagen del mismo en el que se aprecian síntomas de una clara desnutrición, cerca de la ermita de les Santes.

Imagen de agosto de uno de los animales incluido en el proyecto, que buscaba limpiar montes y arbustos de forma ecológica y barata. MEDITERRÁNEO

Brigada muy particular

Paralelamente, la Conselleria habló con el propietario de la manada de asnos domésticos, que procede del Grau de Castelló, para pedirle que retirara los animales, tras detectar que «alguno no estaba en condiciones». Cabe recordar que la propuesta consistía en medio centenar de burros repartidos por el paraje, con el fin de que limpiaran montes de arbustos y hierbas, de una manera barata, efectiva y ecológica para evitar incendios. Una peculiar brigada que ejercía su trabajo de manera silenciosa y respetuosa con el medio natural.

El departamento autonómico reconoce el fracaso de la acción y ahora evaluarán «por qué no ha funcionado», destacan, así como ponen énfasis en que hay que revisar la metodología a aplicar y que es prioritario garantizar la salud de los animales. Por tanto, optarán por «resetear» el proyecto para intentar recuperarlo en el futuro, sin marcarse un plazo concreto.

Esta iniciativa pretendía que fueran los propios animales los que dieran forma a espacios de cortafuegos, incluso en lugares de difícil acceso para las brigadas forestales y las máquinas que se dedican a estos menesteres, a la vez que se alimentan, algo que parece que no se ha conseguido a la vista de la imagen de la polémica.

En un primer momento, apostaban por ampliar la actuación a las 3.000 hectáreas del parque del Desert de les Palmes, mediante esta actividad tradicional de ganadería extensiva para reducir el material combustible que se acumula en los bosques valencianos. 

La Conselleria llevó en agosto al entorno de la ermita de les Santes de Cabanes una manada de burros para limpiar el Desert. MEDITERRÁNEO

Compartir el artículo

stats