Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CLAMAN POR LOS BOICOTS EN RUTAS DE BTT

Aumentan las trampas y los sabotajes contra ciclistas de montaña en Castellón

El fin de semana una persona de la Vall d’Uixó avisó de que había una «trampa» en una senda forestal

Aumentan las trampas y los sabotajes contra ciclistas de montaña en Castellón

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Aumentan las trampas y los sabotajes contra ciclistas de montaña en Castellón Mònica Mira

Una persona que el pasado fin de semana caminaba por una senda que lleva al paraje de Sants de Pedra, en la Vall d’Uixó, alertó de un hallazgo preocupante. En medio de una senda alguien había preparado una especie de trampa para evitar o dificultar el paso de quienes practican bicicleta de montaña (BTT).

Aunque desde la Policía Local aseguran no tener constancia de este u otros incidentes similares, aficionados a este deporte aseguran que son «demasiado habituales» y que no entiende cómo quienes recurren a estos métodos no piensan en las «graves consecuencias» que pueden tener.

En el mes de febrero, la ciudad va a acoger la popular carrera la Matxacà. Los organizadores revisan periódicamente el circuito para asegurarse de que está en condiciones y, si bien no han encontrado ningún elemento de estas características en esa zona, apuntan que «no es raro» que cuando se aproxima una cita deportiva como la suya sufran boicots así.

Más incidentes con la pandemia

Y no es un problema aislado. Manolo Mallol, del Club Gegant de Pedra de l’Alcora, explica que con la llegada de la pandemia, cuando empezaron a frecuentar la montaña personas que habitualmente no hacían senderismo, estas situaciones aumentaron y se agravaron, «y parece mentira que no tengan conciencia del daño que pueden hacerle a una persona», comenta. Clavos esparcidos por el suelo, piedras en medio del camino, árboles, incluso cables de acero cruzados en las sendas o caminos, como hace un tiempo pudo verse en Borriol.

"Parece mentira que no tengan conciencia del daño que pueden hacerle a una persona, la montaña es de todos"

decoration

Él mismo, según relata, revisando una ruta que abrió durante la pandemia, se topó con que alguien había puesto unas piedras grandes en una zona de paso. «La suerte es que la conozco y en ese punto me levanté y las vi», comenta.

Su club ha creado dos circuitos muy populares en la especialidad BTT, la Gigante de Piedra (de 200 kilómetros que transcurre por 11 términos municipales) y la Gigante Small (120 kilómetros, por una docena de municipios). Durante una temporada se enfrentaron a numerosos sabotajes consistentes en quitar señalizaciones o cambiarlas de ubicación o dirección, lo que no solo provoca pérdidas, sino también acarrea accidentes.

Falta más conciencia

La coincidencia de quienes practican la BTT de manera organizada es que este tipo de comportamientos no solo son reprobables «porque la montaña es de todos», sino porque con algunas de estas acciones pueden causar lesiones muy graves a los ciclistas.

Mallol incide en que hace falta más conciencia. «Muchas de esas sendas las limpiamos y las mantenemos nosotros para que las puedan disfrutar todos», dice. 

Compartir el artículo

stats