La Vall d'Uixó recurre a la tecnología para escanear el asfaltado de sus calles

El vehículo que lleva a cabo el escaneo en la ciudad recorre unos 200 kilómetros en 178 rutas

Los equipos desplegados detallan la profundidad de los desperfectos hallados

El concejal de Urbanismo, junto a los técnicos y el vehículo que ha realizado la auscultación del asfalto del municipio.

El concejal de Urbanismo, junto a los técnicos y el vehículo que ha realizado la auscultación del asfalto del municipio. / Mediterráneo

Durante la pasada semana semana, un vehículo equipado con un sistema de escaneo de última generación se ha dedicado a hacer una radiografía detallada de las calles de la Vall d’Uixó. El propósito de esta visita era identificar los puntos más sensibles en cuanto a necesidades de mantenimiento y así tener una composición de lugar exacta sobre el estado del asfalto.

La técnica empleada se denomina auscultación, tal y como explica el concejal de Urbanismo, Vicent Pitarch, quien detalla que se han realizado un total de 178 rutas, que han completado un recorrido de 200 kilómetros, «porque han pasado varias veces por los viales». En su mayor parte, la labor se ha desarrollado por la noche, «para generar las mínimas molestias posibles», porque, por los requerimientos de este procedimiento, el vehículo que realiza este estudio digital «circula a una velocidad muy reducida».

Para hacerse una idea del funcionamiento, el responsable municipal indica que «sería muy similar al que emplea Google para realizar los mapas que cualquiera podemos consultar por internet». 

Estudio pormenorizado

La furgoneta que efectúa la auscultación está equipada con unos escáneres y cámaras especiales que graban y van recopilando datos, tanto a nivel superficial como interior, porque el escáner tiene la capacidad de hacer lecturas en el subsuelo. Su nivel de análisis es tan minucioso que puede indicar con exactitud la profundidad de los desperfectos que detecta.

«Nunca antes se había realizado un estudio así en la Vall y tenemos entendido que en la provincia solo se ha efectuado en Almassora», indicó el concejal, al tiempo que afirmó que «con la información que nos dará podremos planificar las actuaciones e inversiones del plan de asfaltado de los próximos años». Los resultados se obtendrán, según está previsto, a mediados de diciembre.

Con este análisis, «vamos a obtener una radiografía de las irregularidades que tiene el asfalto, tanto en el casco urbano, como en los polígonos industriales, de una manera totalmente objetiva y técnica», dijo el edil. Así, será más sencillo priorizar las áreas en las que hace más falta intervenir.

Hasta el momento, el plan de asfaltado «siempre se ha organizado atendiendo a los criterios técnicos expuestos por el personal de Urbanismo», apuntó Pitarch, que ahora contará con una información mucho más exacta.