Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RELEVOS EN EL CONSELL

Puig, Bravo y Climent, los supervivientes en el Consell siete años después

Con la salida en pocas semanas de referentes como Mónica Oltra, Vicent Soler o Vicent Marzà, solo el president, la consellera de Justicia y el de Economía siguen en el ejecutivo, que siempre fue poco propenso a los cambios

Ximo Puig, Gabriela Bravo, Rafa Climent M. MONTESINOS

Si alguien observa una fotografía de la toma de posesión del primer gobierno del Botànic, en 2015, y la compara con la que podría salir, por ejemplo, del pleno del Consell de la próxima semana, no le resultaría nada difícil completar el juego de buscar las diferencias. Siete años después de aquella estampa, que supuso un cambio de ciclo en la Generalitat tras 20 años de gobiernos del PP, solo tres cargos se mantienen en el ejecutivo.

Se trata del president, Ximo Puig; de la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ambos de la rama socialista, y el conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent. El único conseller de la parte de Compromís que conserva su cargo pese a que casi desde el principio había estado en todas las quinielas como el primero que sería sustituido. Aunque ha pasado casi una legislatura completa y más de siete años, el grueso de los cambios se ha precipitado en el último mes y medio después de mantenerse la columna vertebral en este tiempo.

Esta nueva situación ha tenido como detonantes la dimisión de Vicent Marzà al frente de Educación, la crisis del gobierno impulsada por Ximo Puig en la parte socialista y la marcha ahora de Mónica Oltra como vicepresidenta tras su imputación, todo ello entre unos frenéticos meses de mayo y junio en lo político.

La resistencia al cambio de este Consell quedó patente durante los primeros cuatro años, en los que solo hubo una sustitución, obligada, cuando Carmen Montón fue llamada por Pedro Sánchez para ponerse al frente del Ministerio de Sanidad. Los otros nueve consellers y conselleras designados en el 2015 acabaron esa primera legislatura botánica.

Con la reedición del pacto, además de la inclusión de la cuota de Podem, llegaron pequeños retoques en las carteras principales pero seis de los nueve cargos que habían protagonizado el primer Consell del cambio mantuvieron sus mismas carteras: Ximo Puig, Mónica Oltra, Gabriela Bravo, Vicent Soler (Hacienda), Vicent Marzà y Rafa Climent. A esto se les sumaba Ana Barceló, que si bien no entró desde el principio, en la primera legislatura fue designada en sustitución de Montón al frente de Sanitat. Hubo, eso sí, algunos retoques respecto al primer Botànic. El PSPV sustituyó a Maria José Salvador por Arcadi España en Política Territorial, mientras que la coalición puso a Mireia Mollà al frente de Medio Ambiente para sustituir a Elena Cebrián.

Durante el primer trimestre de este año ya se empezaba a rumorear que Puig quería llevar a cabo una remodelación de su gobierno. Aunque por las vicisitudes del pacto, en principio, solo iba a afectar a la parte socialista, fue precisamente la marcha de un conseller de Compromís, Vicent Marzà, lo que aprovechó Puig para ejecutar su crisis de gobierno. Fue entonces cuando salieron del Consell Vicent Soler, cuya cartera en Hacienda heredó Arcadi España, y Ana Barceló, a quien sustituyó Miguel Mínguez para convertirse en síndica del PSPV en Les Corts, además de Carolina Pascual en Innovación, para poner en su lugar a Carolina Bueno. Rebeca Torró asumió Política Territorial, mientras Compromís nombró a Raquel Tamarit para Educación.

El último cambio se producía esta semana y afectaba, en este caso, a uno de los símbolos del Botànic, Mónica Oltra, que dejaba todos sus cargos tras conocerse su imputación judicial. Aitana Mas será quien los ocupe.

Renovación de los síndics

Al margen de los movimientos del Consell, ninguno de los síndics que arrancaron la presente legislatura ocupa ya el cargo. El último en marcharse fue Manolo Mata a quien sustituyó Barceló. Antes lo hizo Fran Ferri, de Compromís, encargo que asumió Papi Robles. En el PPCV, la elección de Carlos Mazón supuso el adiós de Isabel Bonig. Maria José Català la sustituyó como síndica. En Podem, empezó Naiara Davó, y la relevó Pilar Lima, mientras que en Ciudadanos la salida de Toni Cantó convirtió a Ruth Merino en líder. H

Compartir el artículo

stats