Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botànic acuerda avanzar en la salud bucodental gratuita para todos los valencianos

Las Corts aprueba una iniciativa de Unides Podem que busca garantizar que una boca sana no dependa del poder adquisitivo

La comisión de Sanidad de las Corts Valencianes ha aprobado este miércoles la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Unides Podem sobre la cobertura gratuita de la salud bucodental en el sistema sanitario público valenciano.

Los tres partidos del Botànic y el grupo de Ciudadanos, con la abstención del PPCV y el voto en contra de Vox, han aprobado la PNL de Unides Podem para ampliar, progresivamente y con carácter universal los servicios de atención bucodental por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

Con esta iniciativa se complementan dos medidas que ya se incorporaron a instancia de Unides Podem en los anteriores presupuestos de la Generalitat: la primera, realizar un estudio para cuantificar el coste de incorporar la salud bucodental en la cartera de servicios; y la segunda, a partir de las enmiendas de la ley de acompañamiento, la inclusión en la ley de Salud el servicio universal del dentista para los niños y adolescentes.

La portavoz de Unides Podem, Pilar Lima, ha asegurado que “la última Encuesta Nacional de Salud de España señala una marcada diferencia por clase social entre quienes consultaron al dentista en el año analizado, ya que el 62,4% eran clase alta frente a un 38,7% de clase trabajadora y partiendo de la base de que la salud bucodental no es un capricho, sino una necesidad, es un imperativo que se produzcan grandes avances que garanticen el derecho efectivo a tener una boca sana”.

Y ha insistido en el hecho de que la ciudadanía tenga una salud bucodental digna y garantizada no puede quedar únicamente en manos de clínicas privadas, es imprescindible estructurar servicios dentro del Sistema Sanitario Público Valenciano y un plan de salud con dotación de personal ortodoncista dentro del sistema público, una propuesta muy alejada de ofrecer un servicio externalizado”.

En la actualidad varias de las prestaciones de salud bucodental esenciales para poder garantizar una boca sana en la mayoría de la población no están incluidas en la cartera de prestaciones públicas.

Esta carencia en la dotación tiene como una de sus principales consecuencias que el 21 % de la población no visite al odontólogo por motivos económicos, tal y como reflejan los datos del INE (2015). Asimismo, según revela una reciente encuesta de Vitaldent (realizada a más de 3.010 personas en España), el 75 % de los valencianos encuestados afirma tener miedo a las facturas económicas y el 64 % asegura tener miedo a la necesidad de deber realizar pagos adicionales en el dentista.

En este sentido, según datos de la Encuesta europea de salud en España 2020 en la Comunitat Valenciana el 30,22 % de la muestra percibe que su estado de salud bucodental es entre regular y muy malo. Esta misma encuesta a nivel nacional muestra cómo tres de cada diez personas (un 32,70 %) con ingresos mensuales netos inferiores a 1.100 euros percibe que su estado de salud bucodental es entre regular y muy malo.

Asimismo, estos datos indican que tan solo el 50,2 % de las personas encuestadas afirma que en los últimos doce meses ha recibido atención sanitaria relacionada con visitas al dentista, algo que se relaciona con el dato de que, en España, el 49,1 % asegura no haber ido al dentista en el último año.

En contraste a esto, un informe del Consejo General de Dentistas y la Fundación Dental Española confirma que el 65 % de las personas se muestran preocupadas por su salud bucodental y la última encuesta nacional de salud de España (2017) señala una marcada diferencia por clase social entre quienes consultaron al dentista en el año analizado, ya que el 62,4 % eran clase alta frente a un 38,7 % de clase trabajadora.

Compartir el artículo

stats