Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer museo de la Guerra Civil coge impulso en Teruel

La Junta de Aragón confirma al historiador valenciano Javier Paniagua como el coordinador del centro de exposición e investigación sobre el conflicto bélico

El primer museo de la Guerra Civil coge impulso en Teruel.

El gobierno aragonés ha ratificado a Javier Paniagua como coordinador del primer museo de la Guerra Civil en España que estará en Teruel. Un proyecto creado en 2018 y reactivado ahora de manera definitiva.

Pero cuando hace tres años uno de los mejores investigadores de la museografía didáctica de la Universitat de Barcelona, Joan Santacana, llamó a Javier Paniagua para ver si podía dar su nombre al gobierno aragonés para coordinar la narración del museo de la Guerra Civil, con especial referencia a la batalla de Teruel, el historiador y exdiputado socialista se planteó si después de 82 años era posible consensuar un relato asumido por una gran mayoría.

La respuesta fue que sí, porque Paniagua recordó entonces que tuvieron que pasar más de 150 años para que Obama impulsará en Gettysburg (Pennsylvania) un centro de su conflicto, precisamente en el lugar de una de las principales batallas entre los Confederados y la Unión de Abraham Lincoln. Francia también tuvo que esperar un siglo tras la Revolución para hacer lo propio.

«No existe todavía ningún museo oficial en España de la Guerra Civil, y el de Teruel podría contribuir a superar las pasiones que condicionan la mentalidad de muchos españoles», sostiene Paniagua, que ya ha presentado su plan de trabajo, para el futuro edificio con jardín exterior y Memorial, diseñado por el estudio BCQ del arquitecto Toni Casamayor, y que se construirá en el entorno de la avenida de Zaragoza, cerca de la estación ferroviaria que da acceso al caso antiguo.

Denominaciones consensuadas

Paniagua propone un centro con fondos propios -fotográficos y documentales-, además de la programación de exposiciones temporales e impulsar la investigación de los trabajos históricos publicados sobre la Guerra Civil española y la Batalla de Teruel.

También considera que las denominaciones utilizadas deben ser consensuadas, y sugiere «no utilizar expresiones como ‘ejército nacional’ frente a ‘ejército republicano’, sino ‘ejército de Franco’ y ‘ejército de la República’».

Los fondos propios del museo, según el plan de Paniagua, deben ser fotos, biografías, materiales, vestimenta, armas o escena de la vida cotidiana desde 1936 a 1939. Para contextualizar los avatares de la II República, recomienda textos sobre «la situación militar y política de ambos bandos, y otros sobre las condiciones internacionales en que se desenvuelve el conflicto».

Compartir el artículo

stats