El entrenador del Villarreal, Unai Emery, se marchó contento por el nivel competitivo de su plantilla en un duelo siempre antipático como el de ayer ante el Zamora (triunfo por 1-4), ya no solo por el nivel del rival, un equipo de Segunda B, si no por las condiciones del rectángulo de juego.

El míster groguet no ocultó marcharse con «mucha satisfacción, porque le tenemos mucho respeto a la Copa y los jugadores lo han entendido. Le tenemos mucho respeto a esta competición y sabemos que nos puede dar muchas alegrías», explicó.

No ocultó el de Hondarribia que en todo momento «respetábamos mucho al Zamora y sabíamos que nos lo pondrían difícil», lamentando el no haber podido sentenciar en el primer acto. «En la primera mitad hemos perdonado y ellos con el cambio de sistema han mejorado y nos han apretado, pero el equipo ha trabajado bien para lograr un triunfo holgado», argumentó.

Incluso trató las condiciones del rectángulo de juego, así como las climatológicas sufridas ayer: «El campo estaba helado y hacía muchísimo frío, pero los jugadores han sabido adaptarse, teniendo una papeleta complicada, y eso dice mucho de la implicación de todos».

SU ANÁLISIS SOBRE CAPOUE / A su vez, Unai Emery no dudó en calificar como positivo el debut del centrocampista francés recientemente fichado, Étienne Capoue. «Es un jugador que nos va a aportar experiencia y ha demostrado lo que nos puede ofrecer, trabajo y equilibrio en la medular. Ha recuperado balones y ha distribuido bien. Esa es la línea de lo que esperamos que nos aporte», finalizó un entrenador al que se le vio muy feliz.