Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barreda, a la heroica: sortea el dolor y mantiene sus opciones en el Dakar

El de Torreblanca termina tercero en la etapa y ya es séptimo en la clasificación general

Joan Barreda, durante la séptima etapa del Dakar en la que fue tercero.

Rendirse nunca fue una opción para Joan Barreda (Honda) y es que el de Torreblanca, a pesar de no tener la suerte de su lado, no quiere bajarse de su moto en esta edición del Dakar. A punto de retirarse tras la quinta etapa después de sufrir una importante caída que dañó su clavícula y correr con «bastante dolor» un día más tarde, terminó la séptima etapa, con inicio en Riad y final en Al Dawadimi, en tercera posición a 2:51 minutos del primero. 

Barreda demostró que la etapa de descanso le vino bien, pues recortó tiempo al líder, Van Beveren, colocándose a 8:38 en la general, en la que se sitúa en séptima posición. El español Lorenzo Santolino (Sherco), quien finalizó quinto este domingo también redujo distancias al líder y es quinto en la general.

De esta forma el de Torreblanca confirmó que es capaz de competir a pesar de no estar en las condiciones más óptimas. Y a cualquier nivel, sino que demostró que puede poner en aprietos a todos sus rivales y soñar con el triunfo. «Estoy contento después de sentir dolor estos días atrás y pensar a veces incluso demasiado. Hoy fue la confirmación de que puedo pilotar», aseguró. 

Sobre las molestias advirtió: «Tengo mucho dolor, sobre todo en la zona con rocas, que se vuelve complicado. Tengo una posición de conducción diferente y tengo que hacer muchos esfuerzos en la moto, pero puedo sentirme mejor en las pistas rápidas y para mí fue una sorpresa el poder apretar». 

La caída ha condicionado los objetivos para este Dakar, pero el piloto lo tiene claro: «Iré día a día, tratando evitar cualquier caída, eso es lo más importante», confesó. Además presagió que esta última semana tiene «etapas muy complicadas» y tendrá que mantener la concentración para «encontrar los mejores sitios en la navegación y hacer buen trabajo».

Buena etapa de sainz

El francés Sebastién Loeb (Bahrain Raid Xtreme) apura sus opciones de alcanzar al catarí Nasser Al -Attiyah (Toyota) en la general de coches, tras ganar la séptima etapa y colocarse segundo a 44 minutos y 59 segundos de distancia.

El español Carlos Sainz firmó una meritoria jornada ya que, debido a los problemas en uno de sus amortiguadores del innovador vehículo híbrido de Audi, se vio relegado a la 29ª posición de salida, desde la que acusó el polvo de sus predecesores.

Aun así impuso un fuerte ritmo desde el primer momento, incluso llegando a ser el más rápido en el kilómetro 121 de los 421 que tuvo el tramo cronometrado (especial), pero se dejó 3:20 minutos en los siguientes 100 y ya no pudo recuperarlos; finalizando tercero, a 7:43 de Loeb.

El piloto galo recupera la segunda plaza de la general, en detrimento del saudí Yazeed Al Rajhi (Overdrive Toyota), tras demostrar de nuevo que tiene ritmo; pero Al-Attiyah es consciente de que lo que tiene que hacer para lograr su cuarto Dakar (vencedor en 2011, 2015, 2019) es marcarle de cerca.

Así lo hizo durante toda la especial y cedió 5:26 minutos, lo que le deja con una ventaja de 44:59 en la general con cinco etapas por disputar, y la última sin grandes dificultades.

Eso sí, ya hay uno de los favoritos que se ha postulado a la victoria antes de empezar: Sainz. «En la navegación tenemos que ir mejorando para evitar esas zonas tan complicadas con puntos de control tan difíciles de coger, que nos complican bastante la vida. Mañana intentaremos ganar la etapa», aseguró el piloto español. 

Compartir el artículo

stats