Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ronda francesa femenina

Mavi García ya se luce en el Tour

La corredora mallorquina responde a la perfección en los primeros repechos serios de la carrera y ya ocupa la sexta plaza de la general

Las líderes del Tour se hacen un ’selfie’ en la salida de Reims.

¡Ay! si fuera un poco más explosiva. ¿Llano el Tour Femmes? Solo en el perfil que aparece en el libro de ruta, porque sobre la bici se ven unos repechos que obligan a resoplar, pero ahí está Mavi García, en cuanto la carretera se eleva, en cuanto divisa una cota que en vez de Mutigny debería denominarse Julian Alaphilippe, por su genial ataque en el Tour 2019 que estuvo a punto de ganar. Va entre las mejores, entre las cuatro más fantásticas de esta ronda francesa. Y ¡ay! si fuera más explosiva habría peleado con más opciones para ganar la tercera etapa en Epernay, la patria del champán, donde todo lo que se ve en el horizonte, si se levanta la vista, son viñedos y más viñedos.

Mavi García, mallorquina de Marratxí, ya es la sexta de la general, y la prueba no ha hecho más que empezar. En tres días ya ha destacado más que los corredores españoles varones que, desgraciadamente, firmaron un Tour muy alejado de la épica de Jonas Vingegaard y Tadej Pogacar, quien cansado, finalmente, no estará en la Vuelta aunque sí en su equipo Juan Ayuso para dar un carácter de revuelta juvenil a la ronda española con Carlos Rodríguez y Juanpe López, los que llaman a la puerta de la fama ciclista.

Corre Mavi García para luchar por el Tour y lo hace oliendo la sangre de las rivales. En la salida de Reims se la ve tan concentrada en lo suyo que ni acierta a la hora de encontrar la puerta entre vallas que le permite entrar al podio donde se presentan los equipos. “¡Bonjour, bonjour!” va saludando Annemiek van Vleuten, la líder del Movistar, a priori la principal favorita a la victoria, pero que, sin errar gravemente, enciende las alarmas cuando pierde gas en los repechos finales de Epernay y hasta cede 20 segundos en meta.

Cuatro ciclistas españolas

No es muy elevada la participación española entre las mujeres que han acudido al Tour. Solo hay cuatro. Cuando corrieron los hombres solo hubo nueve. No son cifras para sacar pecho, pero aquí se pelea por el Tour. Mavi García es una favorita ‘top’; buena escaladora, pero sin montañas aún ya se mueve atenta en un terreno que todavía no es el suyo.

Sandra Alonso, ciclista de Torrevieja que reside como tantos otros compañeros y compañeras de profesión en Andorra, está para destacar en el llano y para demostrar que las buenas sensaciones que ofreció en la París-Roubaix eran una muestra de futuro. “Voy a tratar de aprovechar mis ocasiones pero ya de por sí es maravilloso estar en el Tour”, comenta.

Ane Santesteban tiene experiencia en mundiales, en Juegos pero no ha llegado al Tour en su mejor estado de forma. “Hace unas semanas tuve el covid y me ha dejado demasiado cansada como para que pueda recuperar cada día como a mí me gustaría”.

La lucha por al etapa

Sheila Gutiérrez, riojana como el buen vino, es extrañamente la única española en el Movistar, pero corre atada de bici y de piernas al servicio de Van Vleuten. “Todas en el equipo sabemos que en el Tour solo debemos estar pendientes de ella. Nada más”.

Y llegan los últimos 15 kilómetros donde las mejores ya están delante. No falla Mavi García aunque se queda sin la opción de pelear por la tercera etapa que gana Cecile Ludwig. ¿De dónde es la mujer? De Dinamarca, nada que añadir señoría.¡

Compartir el artículo

stats