Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

El primer tren de carga entre Alicante y Londres tiene que usar vías de los años 50 por el retraso del Corredor Mediterráneo

El Gobierno concentra su esfuerzo inversor en la Comunidad en el soterramiento de València y vuelve a olvidarse del enlace ferroviario de los muelles alicantinos con el eje de alta velocidad

El tren cargó por la mañana y partió al filo de las 17.30 horas de ayer por la tarde.

El primer tren carguero de la historia en conectar de forma directa Alicante con la terminal logística de Barking (Londres), para distribuir después por las principales ciudades del Reino Unido frutas y verduras de Alicante y Murcia, realiza desde este jueves su primer viaje cargado con 15 contenedores frigoríficos que llegarán a la capital de Inglaterra el próximo lunes. El tren partió desde el puerto a media tarde y tuvo que utilizar, cuando caminamos hacia el primer cuarto del siglo XXI, la infraestructura ferroviaria de mediados del siglo XX, porque el puerto de Alicante sigue estando a la cola del Corredor Mediterráneo, ya que el Ministerio de Fomento continúa sin aprobar el proyecto, dotarle de presupuesto y ejecutarlo, habiéndolo convertido en la gran asignatura pendiente del Ministerio de Transportes con la provincia de Alicante. La salida del tren, cuya frecuencia será en principio semanal y se espera que sirva también para importar productos ingleses a la provincia, se convirtió en un hito para la historia del puerto, impulsado junto a la iniciativa privada. La previsión es que el tren, con una capacidad máxima de hasta 40 vagones, aunque lo normal es que la composición media sea de 20/30 por motivos de operatividad, salga todos los jueves desde el puerto, cruce la frontera por la Junquera y de allí, ya en territorio francés, siga rumbo hacia Calais y después a Londres por el eurotúnel.

Y una vez más la provincia rema en solitario. El Ministerio de Transportes vuelve a olvidarse de Alicante y así quedó patente en la cumbre mantenida anteayer por la ministra Raquel Sánchez y el presidente Ximo Puig en València donde la titular de Infraestructuras anunció una inversión multimillonaria para soterrar el AVE y el Euromed a su paso por capital del Turia, y avanzó que el tren "low cost" de Renfe, el Avlo, comenzará a circular entre València y Madrid en marzo de 2022, coincidiendo con las Fallas, sin dedicar una palabra al futuro enlace ferroviario Alicante-Madrid, pese que se trate de un corredor con dos millones de pasajeros al año.

También pasó de largo en lo que afecta a la conexión ferroviaria del puerto de Alicante con el corredor. El Ministerio destinará más de 377 millones de euros en 2022 para impulsar obras del Corredor Mediterráneo como el tramo La Encina-Xátiva-València, la adaptación al ancho estándar en el tramo València-Castellón-Vandellós y el desarrollo de terminales intermodales y logísticas, así como el acceso a puertos como el de Castellón y la terminal València-Fuente de San Luis, pero no hay un euro para el Puerto de Alicante.

En cuanto a la conexión ferroviaria de Alicante y Elche con el aeropuerto sigue en el ya eterno trámite del estudio informativo, lo mismo que el Tren de la Costa, proyectos ambos de los que en su día se llegó a hablar hasta de trazados.

El retraso de la conexión del puerto con el Corredor Mediterráneo en ancho internacional sigue lastrando a la provincia en beneficio de València y Sagunto. El Puerto recuperó a finales de 2015 la terminal ferroviaria que conecta en ancho ibérico con Madrid, pero carece de enlace al Corredor Mediterráneo, cuando el objetivo era mover 200.000 contenedores al año en el horizonte de 2022, cuarenta mil más que en la actualidad.

El Ministerio de Fomento sólo tiene ejecutado, de momento, que el enlace sea en ancho convencional, por lo que los grandes trenes de mercancías europeos no pueden acceder a los muelles. Los sectores económicos más perjudicados son el mármol, juguete, textil, construcción y todo lo relacionado con el envío de suministros a Canarias. El enlace en ancho internacional costaría 15 millones de euros.

Anuncio sin presupuesto

El caso es que el Ministerio de Transportes sí tiene en sus planes el enlace ferroviario con el puerto pero sin plasmarlo negro sobre blanco, o, lo que es lo mismo, paralizado. La ejecución se dividió en tres tramos, dos de los cuales deben correr a cargo del Ministerio de Transportes, y el tercero, ya dentro del puerto, tendrá que ser financiado por la Autoridad Portuaria de Alicante. Los trabajos no acabarán antes de 2025, año en el que se espera acabe todo el corredor, muy retrasado en los tramos entre Andalucía y Murcia. En líneas generales, la conexión se hará construyendo un tercer carril para las mercancías en ancho AVE, paralelo a la plataforma de doble vía para los pasajeros entre el núcleo de La Encina y Alicante con apartaderos para trenes de 750 metros de longitud en Sax, Elda y Monforte. 

Compartir el artículo

stats