Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado laboral

Las cuatro claves de los datos del paro de noviembre del 2021

La estadística no enmascara altas dosis de temporalidad y resta la incógnita de cómo seguirá evolucionando el mercado laboral ante la escalada de la inflación, la escasez de suministros o las nuevas variantes del virus

Una mujer a las puertas de una oficina del SEPE y oficina de empleo.

Noviembre del 2021 ha vuelto a dejar registros récord en cuanto a reducción del paro y creación de empleo. Nunca en un mes de noviembre había bajado tanto el desempleo y, tras nueve meses consecutivos a la baja, el paro está a mínimos desde el 2008. El empleo, por su parte, creció a ritmos históricos y dejó el mejor noviembre de los últimos 20 años. En un mes que habitualmente no se crea empleo. No obstante, la estadística no enmascara altas dosis de temporalidad y resta la incógnita de cómo seguirá evolucionando el mercado laboral ante la escalada de la inflación, la escasez de suministros o las nuevas variantes del virus.

Los ertes siguen en fase descendentes y, visto en conjunto con el incremento del empleo, la gran mayoría de los que salen de un expediente lo hacen para reincorporarse a su puesto de trabajo, no para ir al paro. El Gobierno ha actualizado este jueves los datos del paro y de la afiliación a la Seguridad Social, que muestran que Cataluña ha vivido también un noviembre histórico. Estas son las cinco claves.

Empleo: 61.768 ocupados más, récord en 20 años

El mercado laboral español ha ganado 61.768 afiliados a la Seguridad Social este noviembre, hasta un total de 19,75 millones de trabajadores en activo. La economía española alarga su fase expansiva del empleo y, pese a que noviembre no suele ser un buen mes, este 2021 sí lo fue. Nunca en los últimos 20 años se creó tanto empleo en un noviembre como este año, aunque una parte importante del mismo fue vía contratos temporales.

Ya hace meses que se han recuperado los niveles de ocupación previos al covid y, restando los trabajadores que siguen afectados por erte, España tiene más trabajadores en activo que antes de la pandemia. La construcción, la hostelería y las actividades artísticas y recreativas han tirado de la ocupación en el último año.

Paro: En su menor nivel desde la crisis del 2008

El paro registró este noviembre un doble récord. Por un lado, bajó en 74.381 personas, su mayor descenso en un mes de noviembre. Y, por el otro, encadena nueve meses consecutivos a la baja, una racha sin precedentes. España se sitúa en un total de 3,18 millones de personas en paro, su nivel más bajo desde la crisis del 2008. Esa es la principal nota positiva de la estadística de noviembre, pues si bien en términos de ocupación y nuevos contratos España ya hacía meses que había recuperado ciertos estándares prepandemia, no ha sido hasta este noviembre que se ha superado esa barrera en términos de desocupados.

Brecha de género en la salida de la crisis

La salida de la crisis sigue sin ser igual para hombres y mujeres. Ellas están y siguen sufriendo más el impacto de la pandemia, debido a su mayor concentración en sectores especialmente tocados estos meses por las restricciones, como la hostelería, la hotelería o el turismo, entre otros. También por su mayor precariedad, habitualmente, ya que suelen tener más contratos temporales o a tiempo parcial.

Si bien ya hay menos parados hombres que antes del covid, todavía hay más mujeres paradas que antes del covid. Actualmente en España de los 3,18 millones de desempleados, 1,29 millones son hombres y 1,88 millones son mujeres. De los primeros hay 23.256 parados menos que antes de la pandemia y de las segundas todavía hay 7.759 más que hace dos años.

ERTE: Siguen a la baja tras la nueva prórroga

La mayor actividad, especialmente en sectores como la hostelería y el ocio nocturno, se evidencia en la evolución de las cifras de ertes más que en nuevas contrataciones. Noviembre terminó con un total de 116.584 trabajadores afectados por una suspensión. Uno de cada tres está en un erte parcial, no de toda su jornada. La cifra sumó un mes más a la baja, con casi 75.000 afectados menos que en octubre y acelerado por las nuevas condiciones de la última prórroga, más restrictivas. Desde el Gobierno estiman que la mayoría de trabajadores que salen del erte se reincorporan a su puesto de trabajo y no son despedidos.

Compartir el artículo

stats