Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio del dinero

Los analistas estiman que el euríbor se situará este año entre el 1,5% y el 1,9%

La principal referencia hipotecaria modera su crecimiento en lo que va de agosto, pero la tendencia de fondo es alcista

Los analistas estiman que el euríbor se situará este año entre el 1,5% y el 1,9%. Archivo

La mayoría de analistas prevén que el euríbor a 12 meses, la principal referencia para las hipotecas, acabará este año entre el 1,5% y el 1,9% (en diciembre del año pasado cerró en una media del -0,502%). La horquilla oscila entre el 1,41% que estima Funcas, la fundación de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), y el 1,90% calculado por Bankinter. De cara al final de 2023, ya hay estimaciones que llegan e incluso superan el 2%.

El mes pasado este indicador rozó el 1%, al cerrar de media en el 0,992%, después de llegar al 1,2% cuando el Banco Central Europeo (BCE) subió los tipos de interés en 0,50 puntos. En todo caso, ronda los niveles de hace una década.

De todas formas, comparado con un año atrás, el incremento es muy sustancial, ya que en julio de 2021, el euríbor se situó en un -0,491%, con los que el ascenso es de algo más de un 300% o, lo que es lo mismo, 1,5 puntos porcentuales. En lo que va de agosto, la tasa diaria se ha movido en torno al 0,94% y el 0,96%, lo que supone una cierta moderación de la tendencia.

La subida, en todo caso, se traslada al bolsillo de quienes tienen una hipoteca a tipo variable, que son más de cuatro millones de usuarios. Alguien con una hipoteca de 150.000 euros con el euríbor + 0,99 de interés a 30 años y con revisión en julio verá cómo la cuota de su hipoteca aumenta unos 100 euros, es decir, pasaría de pagar 448,72 euros al mes a abonar 549,49 euros a partir de esta revisión. Esto supone un aumento de 1.209,24 euros anuales.

El sector bancario, que disfruta en los últimos meses de un auténtico auge en la comercialización de hipotecas, estima, en todo, caso que las familias pueden soportar subidas de los tipos de interés hasta situarse entre el 1% y el 2%.

En CaixaBank Research prevén un euríbor a 12 meses en el 1,48% este año y en el 1,78% al final del año que viene. A juicio de este servicios de estudios sigue el dinamismo de las nuevas hipotecas, como se reflejó en la presentación de resultados del primer semestre de las grandes entidades financieras.

En 2022, CaixaBank prevé que la cartera de crédito al sector privado crezca (0,5%). El crédito a los hogares se resentirá de la incertidumbre asociada al conflicto de Ucrania, el descenso de la confianza de los consumidores y del gasto en consumo, pero las carteras de vivienda y consumo registrarán tasas positivas, estiman.

CaixaBank ha incrementado un 58% la concesión de hipotecas en el primer semestre del año y, por primera vez en más de una década, las nuevas contrataciones han superado a las amortizaciones. La previsión es que en el segundo semestre siga fuerte en este segmento, ya que el mercado inmobiliario está muy dinámico.

De todas formas se prevé cierta ralentización a partir de septiembre, pero ya no tanto por la subida de tipos, sino también por la de los precios y por la menor pujanza de la economía. No obstante, también hay otros factores que hacen pensar que se mantendrá la demanda inmobiliaria. Por ejemplo, la demanda extranjera, que supone el 14% del total. En algunas comunidades, como Baleares o la zona de Levante, el porcentaje llega al 30%, según CaixaBank Research.

En Banc Sabadell, que también registra un nivel récord de concesión de hipotecas, estiman que el euríbor a un año "no irá más allá del 2% o 2,5% al final de 2023". Aunque todo dependerá de la evolución de la inflación. Para los analistas de Bankinter, el euríbor anual acabará este año en torno al 1,90% ; el 2,20% en 2023 y el 2,00% en 2024.

En todo caso, el mercado ha cambiado. Las hipotecas a tipo fijo, que van entre los 25 y 30 años de plazo, oscilan en la actualidad entre entre el 1,7% y el 2,9% y sin bonificar, es decir sin requisitos como domiciliar la nómina o contratar otros productos), entre el 2,2% y el 4,3%. Por su parte las de tipo variable, con un plazo de 30 años, parten de un tipo el primer año que va del 0,6% al 1,87% y el diferencial del 0,6 al 0,89 y si están bonificadas (con vinculación del cliente a otros productos); y con un tipo el primer año sin bonificar del 0,6% al 2,97% y un diferencial del 0,95 al 2,05.

La tendencia creciente de las familias por las hipotecas a tipo de interés fijo comenzó hace unos meses, cuando se inició la escalada del euríbor a 12 meses, que comenzó en enero las subidas hasta salir del terreno negativo en abril pasado e incluso superar la cota del 1%, que no se alcanzaba desde hace dos décadas. Actualmente suponen en torno al 16% del estoc total.

Compartir el artículo

stats